Los migrantes indocumentados que no cumpla con los requisitos que marca la ley para regularizar su estadía en Veracruz o en el país serán deportados, pues la norma se está aplicando como no se hacía en el pasado.

Lo anterior lo señaló el director de Atención a Migrantes del Gobierno del Estado, Carlos Enrique Escalante Igual.

Además, el funcionario adelantó que el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez comenzará una etapa de regularización para dar facilidades a migrantes que llevan tiempo viviendo en Veracruz de forma ilegal.

En entrevista señaló que la violencia, la urgencia por lograr avanzar en su paso hacia Estados Unidos y la falta de dinero para regularizarse son los retos que enfrentan los migrantes centroamericanos en su camino por México.

El director descartó que la presencia de hasta tres mil migrantes en la estación migratoria de Acayucan obedezca a que se hayan vuelto más complejos los procesos para la regularización de estos viajeros, como lo acusan algunos abogados, sino a que se ha aplicado la ley.

De acuerdo con el artículo 133 de la Ley de Migración, los requisitos para regularizar la situación de un migrante es vivir con una mexicana o mexicano y lo acredite.

Que se hayan casado con una mexicana o mexicano y se acredite; tener hijos nacidos en territorio nacional o bien que sean víctimas de delito, que pertenezca a grupos vulnerables o que sea una persona vulnerable que les vuelva riesgoso regresar a su país de origen.

En ese sentido Escalante Igual reconoció que hay migrantes que llevan tiempo viviendo en Veracruz y cumplen con los requisitos para regularizarse, sin embargo no lo hacen debido a que el procedimiento puede significar un gasto superior a los cinco mil pesos, monto del que no disponen.

El director añadió que “no hay nada oculto bajo el sol” y que México sigue dando asilo a quienes cumplan con esos requisitos, en el cual también se incluye que haya viajeros menores de edad no acompañados.

En estos casos el menor solo es enviado de regreso a su país cuando se tiene la certeza de que su familiar cercano, como sus padres o abuelos, lo están recibiendo, de lo contrario son canalizados al DIF para darles la atención y a los 18 años dejan el albergue.

El funcionario comentó que hay otros casos excepcionales, como el de personas que han sufrido accidentes graves en su paso por México, como quienes son mutilados al caer del tren de carga conocido como “La Bestia”.

“No nos podemos inventar nuevas, se está aplicando la ley como es, la ley maneja que son esas personas las que pueden ser regularizadas. A lo mejor los abogados dicen que están haciendo más difíciles las regularizaciones pero si se acredita alguno de los requisitos no tengo ningún problema. Si no se reúnen los requisitos va a ser difícil que se puedan regularizarse”, advirtió.

Reiteró que en Veracruz hay muchas personas que pueden regularizarse pero no han podido hacerlo por falta de dinero, especialmente en la zona de Cosamaloapan, Cosoleacaque, Acayucan, Coatzacoalcos y en general toda la zona sur.

“Hay muchos migrantes que ya están integrados en la sociedad veracruzana que queremos regularizar pero desgraciadamente la situación económica de ellos es precaria”.

Detalló que generalmente el trámite cuesta mil 400 pesos, pero en la mayoría de los casos se dejan pasar más de cinco años para realizarlo y entonces se cobran multas que van de los siete u ocho mil pesos.

“La gente que trabaja en el campo es gente de muy escasos recursos y no lo pueden pagar, por eso el gobernador quiere coadyuvar para que se busque la tasa cero en la multa”, anunció.

Recordó que esas multas no son cobradas por los estados, sino por el Instituto Nacional de Migración que en ocasiones ha hecho campañas para que la tasa de multa sea de cero, aunque aun así hay personas que no tienen interés en regularizarse.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO