El ex gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa confirmó que entregó dinero al ex encargado de despacho de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) Arturo Elías Beltrán.

Hace unos días en el noticiero de Denisse Maercker en Radio Fórmula, el periodista Omar Sánchez de Tagle dio a conocer que la Unidad de Inteligencia Financiera investiga al ex funcionario peñista por lavado de dinero y defraudación fiscal de 2016 a 2018.

Una de esas investigaciones está relacionada a la esposa de Elías Beltrán, Marcela Kuchle López, dueña del despacho Kuchle y asociados, que en dos años recibió 200 millones de pesos provenientes de despachos de abogados, de ex gobernadores investigados, entre ellos el veracruzano Duarte de Ochoa.

En una entrevista concedida al periodista Alejandro Aguirre, Duarte reveló que negoció con más autoridades mexicanas y fue él quien decidió entregarse en Guatemala a cambio de que dejaran en paz a su familia.

“Una vez privado de mi libertad, negocié y me ofrecieron quitarme el delito de Delincuencia Organizada, a cambio de que les diera dinero y aceptara los cargos que fabricaron en mi contra”.

Duarte de Ochoa asegura que el ex presidente Enrique Peña Nieto le dio dinero “por lo que me había hecho, y se lo entregamos al entonces encargado de despacho de la PGR Alberto Elías Beltrán como bien se dice ahora en las noticias”.

El ex gobernador veracruzano afirmó que por esa negociación es que le quitaron el delito de delincuencia organizada y negoció además una sentencia de siete años.

Reveló que quien intervino para subir la condena a 9 años fue el entonces subprocurador Felipe Muñoz, amigo de Miguel Ángel Yunes Linares, sin embargo dijo que su condena será en realidad de 4 años y medio debido a que es primodelincuente.

Además, Javier Duarte dijo al periodista que hace unos días, un juez de amparo determinó “que tengo mis derechos para pelear en amparo directo mi procedimiento abreviado. Y a principios de este año, otro juez federal determinó que las pruebas con las que fijaron mi sentencia son ilegales, ya que la PGR las obtuvo sin autorización judicial, por lo tanto, no existen pruebas en mi contra, así que, en efecto, ya voy para afuera”.

Ciudad de México- 2019-07-0814:59:52- Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO