De las armas de destrucción masiva; a los militantes de Hezbollah…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@gmail.com

 

Si de robar se trata, cualquier pretexto es bueno para los yanquis; sobre todo si la meta se justifica con el hecho de querer restablecer la democracia…

 

Un sistema de gobierno que ellos practican de una manera bastante singular; pues dicho solo de paso, lo cierto es que nada tiene que ver con la voluntad de la mayoría…

 

Pero si de verdad los militantes de Hezbollah están en Venezuela, como ahora dicen; mejor ni se metan.  Son los soldados de élite más temibles que hay.  Los Boinas Verdes, los Kaibiles, los Zetas y de más fauna peligrosa -cada Ejército tiene sus solados de élite- se quedan en la primaria…

 

Estos soldados no requieren de armaduras del futuro, ni cosas por el estilo; pero están entrenados en las condiciones más extremas.  La base de su entrenamiento es la capacidad de sobrevivir sin alimentos por semanas; y de quedarse totalmente inmóviles por horas.  Solo son aceptados los que lo logran.  A medio metro de distancia no sabes que están ahí.  Y todo lo aprenden copiando el comportamiento de los animales…

 

Son los que hicieron correr a los norteamericanos y a los israelitas cuando invadieron Líbano; y su llegada a Siria definió la lucha en tierra.  Pero si mal no recuerdo, en su obsesión por derrocar al Presidente Maduro, se había dicho que los yihadistas ya estaban en Venezuela…

 

Pero ha llegado a tal grado la lucha para poder disponer a su antojo del oro y del petróleo -si Maduro se hubiera comportado como el carnal fifí,Marcelo Ebrard, las transnacionales que manejan a la Casa Blanca estarían contentísimas con él-…

 

Pero no fue así y el Abominable, así como envió a Inglaterra y a la OTAN a bronquearse con Irán; así ha enviado a Brasil y a Colombia a bronquearse con Nicolás Maduro; y sus gobiernos dicen que están analizando las propuestas ¡para darle una salida al Presidente!

 

Oportuno citar que Presidentes ilegítimos que obviamente llegaron de manera fraudulenta, como dicen que llegó Maduro a su reelección, los tenemos aquí: Salinas, Calderón y Peña Nieto; pero de ellos, quienes hoy critican a Maduro, entonces no decían nada…

 

Lo que no solamente es injusto; es hasta sospechoso.  Pues podría pensarse que son parte de la abierta campaña contra AMLO.  Hoy conocida como “Golpe de Estado blando” auspiciado por la ultraderecha yanqui. En días se escuchará de ello…

 

Por cierto que la campaña hasta ahorita les está saliendo como la cinta “Los Pecados del Padre Amaro”.  Que por más que los curas dijeron que no fueran a ver la película, resultó todo lo contrario.  Un exitazo de taquilla…

 

Pero regresando con el análisis de Colombia y Brasil de las propuestas para darle una salida a Maduro;equivaldría a que con los hermanos guatemaltecos, hondureños, salvadoreños y nicaragüenses, que seguro se unirían con muchísimo gusto, nos sentáramos a analizar las propuestas para darle una salida al Abominable…

 

Lo que sinceramente hace a los mencionados Gobiernos verse mal ante la opinión de la gente, que en términos generales no confía en las personas serviles; y prestarse al perverso juego que ya ha cobrado vidas, de meterse en asuntos que solo les compete a los venezolanos, no puede verse bien desde ningún ángulo.

 

Cambiando de tema…

 

“Toda la confianza a Alfonso Durazo”; dijo el Presidente López Obrador.  Y eso está muy bien.  Solo que hay que recordar que lo mismo decía el gobernador de Nayarit Roberto Sandoval acerca de su Procurador Edgard Veytia, quien estando en funciones fue detenido, confeso y preso en los EEUU acusado por narcotráfico…

 

Sin dejar de reconocer que aunque los dos robaron hasta que se cansaron -bueno, no tanto- e  hicieron tropelía y media, el Estado se mantuvo en calma en cuanto a asesinatos y  secuestros se refiere; presumiblemente debido a los arreglos que el procurador  Veytia tenía con los capos.  Que ante la derrota en el combate, no son pocos quienes los han tenido…

 

Y se puede asegurar, por simple sentido común y por experiencia, que la única forma de acabar con el tráfico de drogas, es legalizándolas.  De Perogrullo.  Pero, o no lo entienden; o tienen que pedir permiso y no se los dan; o les es de alguna manera redituable.  Como ahora lo es para el Erario en los lugares del mundo donde las drogas se han legalizado…

 

De no ser por las arriba citadas alternativas; o se encuentra otra causa que impida acabar con este baño de sangre y luto que ha cubierto a la Patria desde hace ya demasiado tiempo, o es impostergable el que se proceda a legalizarlas…

 

Porque además, con el canto de las sirenas, la fracasada guerra ha prostituido el espíritu de las juventudes, mostrándoles un fácil camino en la vida: el matar.  Cuando el matar a un individuo afecta la primera vez y tal vez la segunda, pero el olor de la muerte y la adrenalina los trastoca y el matar se convierte en paranoia…

 

¿Espeluznante?  Vayan a un matadero y lo certificarán horrorizados, si es que tienen tiempo de observar a quienes matan y destazan a los animales; y la mirada de estos últimos antes de morir…

 

O en la Historia, lean como se divertían los soldados japonenses cuando jugaban competencias para ver quien, con sus magníficas katanas, decapitaba más chinos en menos tiempo.  Sin importar sexo o edad.  Y luego se preguntan por qué en China odian a los japoneses…

 

También se puede recordar el frenesí con que desde los trenes, los invasores jugaban al tiro al blanco con los bisontes hasta casi exterminarlos.  O los asesinatos de delfines en Dinamarca.  Sin soslayar la “fiesta” brava, con la que la gente se divierte.

 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar