Martín Báez Cruz, presunto jefe del cártel de los Zetas en Orizaba, Veracruz ha desaparecido junto con dos de sus familiares. El jefe de los Zetas, junto con su esposa Sandra “N” y su cuñado Efraín “N”, cumplen 22 días de estar desaparecidos. La desaparición de Martín, junto con sus familiares, fue un mes después de su liberación del penal de La Toma, ubicado en Amatlán de los Reyes, Veracruz.

El líder de los Zetas, junto con su familia fueron privados de su libertad el pasado siete de junio, día que aparecieron dos cuerpos desmembrados repartidos en siete bolsas negras de basura, hallados sobre la carretera Veracruz-Puebla. En las bolsas halladas también se encontraron dos carteles con mensajes sobre una supuesta limpia, cartel que se dice fue puesto por un grupo rival de los Zetas. Martín Báez Cruz fue señalado por el secuestro del sobrino de Hipólito Reyes Larios, actual arzobispo de la Arquidiócesis de Xalapa.

Martín, junto con Cristián “N”, El Chivo, fueron los presuntos responsables del secuestro, además de esto, en el lugar donde fueron detenidos se encontró una gran cantidad de dinero, el cual era para el pago de las personas que tienen la funcionalidad de halcones.

LBP Noticias