En 2017, con el aval de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), altos funcionarios de la dependencia se repartieron casi 15 millones de pesos en gratificaciones extraordinarias, algunas que superaban los 420 mil pesos mensuales.

Los beneficiados fueron personal de la Dirección General de Bachillerato; de la Dirección General de Telebachillerato; de Preparatoria Abierta y de Maestría en Educación Básica, esto durante el primer año del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

El dinero, según el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) debía destinarse en beneficio de las propias escuelas de cada área, pero se repartió con el aval del personal de la Oficialía Mayor, que en el año 2017 estuvo a cargo del panista Abel Cuevas Melo.

Así se reportó en la observación número PF-098/2017/006 ADM que realizó el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) como parte de su informe complementario a la revisión del gasto que realizó a dicha dependencia en el referido ejercicio.

Según el organismo los recursos recaudados por servicios educativos y administrativos que prestan las escuelas y que son depositados en cuentas bancarias fueron utilizados, en parte, para el pago mensual de una gratificación extraordinaria.

El dinero también se utilizó para remuneraciones especiales e impuestos, por un total de 14 millones 974 mil 996.91 pesos asignado al personal administrativo.

“Aun cuando existe la autorización de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Educación, no existe evidencia documental de la justificación ni el instrumento legal que regule el otorgamiento de la misma con este tipo de recurso”, alertó el ORFIS.

El organismo fiscalizador, a cargo de Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, determinó que el dinero pagado por constancias de estudio, fotocopias o exámenes extraordinarios se repartió en gratificaciones que llegaron a ser equivalentes a los 420 mil pesos mensuales, entre otros rubros.

Xalapa- 2019-07-0715:08:52- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO