En lo que va del año el DIF de Coatzacoalcos detectó más de 100 casos de abuso sexual infantil cometidos por padrastros, padres, tíos y primos, informó Margarita Juárez Carreón, encargada de la Dirección de Asistencia e Integración Social de este organismo asistencial.

“Tristemente en la mayoría de los casos son víctimas de estos familiares cercanos, y en los reportes que tenemos al mes se ha notado que son más niños que niñas”, dijo.

Detalló que las víctimas son bebés de meses de nacidos, y niños de tres a cinco años.

Señaló que a esa edad son más vulnerables a los ataques ya que no logran entender ni expresar la situación.

“Es una edad muy impactante, son los niños más vulnerables porque es justamente el niño más fácil de convencer, engañar o intimidar”, aseveró.

La directora destacó que la principal razón de la violación es que los menores fueron dejados a solas con sus familiares.

Además destacó que estos casos fueron investigados debido a las denuncias realizadas por vecinos, amistades, y en algunos casos de maestros que detectaron un comportamiento diferente en el estudiante.

“Normalmente las denuncias vienen de algún vecino, de las escuelas, o de conocidos porque como tabú sexual los familiares callan. Aunque es difícil sí hay un dato que denota este abuso, y en ocasiones no es correcto pero qué bueno que mejor se descarte a que se queden en silencio”, enfatizó la especialista en psicología.

Indicó que cuando un pequeño es abusado sexualmente empieza a manifestar cambios en su comportamiento como: falta de apetito, inquietud, cambios de humor, agresión, y aislamiento.

Juárez Carreón recalcó que los casos se canalizaron Procuraduría para la Defensa del Menor perteneciente al sistema DIF Coatzacoalcos, en donde actualmente se le está dando el seguimiento conforme a la ley.

Finalmente hizo un llamado a la sociedad para que en caso de tener sospechas de que un menor está siendo víctima de cualquier abuso denuncien a a través de una llamada anónima con la finalidad de que se inicie la investigación y de descarte el hecho.

“Es con el fin de detectar y proteger los derechos de los niños, pueden comunicarse al teléfono de la procuraduría que es el 2254937, y el de la dirección general es 2139174, trabajo social 1646130 y el de psicología 1646832, aunque sea una sospecha por favor llamen”, finalizó.

Amayrani Abad/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO