Dos Presidentes de la República en Minatitlán y un Presidente amenazado en el sur…3ra carta para Gertz Manero

CLAROSCUROS

José Luis Ortega Vidal

(1)

Amado Cruz Malpica, diputado local por el distrito XXIX/I de Coatzacoalcos –la segunda ciudad con percepción de inseguridad en el país- proporcionó el dato duro: a más tardar en 180 días habrá director del proyecto “Corredor Interoceánico”.

Hablamos de seis meses, lo que nos conduce hasta las primeras semanas del año 2020 pero de igual modo el presidente López Obrador podría otorgar ese nombramiento mucho antes.

Por lo pronto resulta muy significativa la visita -este sábado 28- del presidente hondureño Juan Orlando Hernández Alvarado a nuestro país para un encuentro con AMLO en Minatitlán, Veracruz, a las 16:00 horas.

Minatitlán y el sur veracruzano representan múltiples símbolos históricos para ambas naciones…

Concretamente en la relación que fluye desde el siglo XVI para lo que fueron Las Hibueras o Las Higueras por un lado y la Nueva España por el otro.

Hernán Cortés pasó por la región del río Guazacualco –hoy Coatzacoalcos- en 1524 para asumir un control que amenazaba salirse de sus manos en Las Hibueras.

Doña Marina, La Malinche” contó al cronista Bernal Díaz del Castillo que su nacimiento había ocurrido en esta zona, a unas 18 leguas de un pueblo llamado Guazacualco, ubicado río arriba y ya desaparecido.

Oluta, una comunidad Popoluca ubicada junto a Acayucan, asume en su identidad popular ser la cuna de Malinalli.

(2)

El encuentro del presidente de Honduras –país compuesto por 18 departamentos, 298 municipios y más de 9 millones de habitantes- con su homónimo mexicano, tendrá como tema central la canalización de recursos para copiar en el país centroamericano el programa Sembrando Vida, aplicado en México con el objetivo de elevar el nivel de desarrollo de la población rural.

En teoría, dar recursos en efectivo y especie a campesinos reanima su economía y frena el fenómeno migratorio producido –entre otros factores- por la descapitalización.

Aunque no se ha citado formalmente en la publicidad sobre el encuentro internacional de que será sede Minatitlán, Veracruz, hay un proyecto clave en la 4ta Transformación -espíritu del gobierno de Andrés Manuel López Obrador- que estaría ligado al evento.

Me refiero al Corredor Interoceánico que ha empezado a caminar aun cuando no se haya realizado su presentación oficial y no han nombrado a su director.

Este corredor pretende enlazar los puertos de Coatzacoalcos -cuyo rostro da al océano atlántico- con el puerto de Salina Cruz -ubicado frente al pacífico-.

El proyecto conectará los estados de Veracruz y Oaxaca, modernizará vías férreas y carreteras en el Istmo de Tehuantepec y abrirá una zona franca con 20 kilómetros de ancho.

El tema es de una trascendencia nacional cuyo precedente histórico más claro nos remite al siglo XIX, con el tratado McLane-Ocampo, pero también internacional con la cercanía del estratégico canal de Panamá.

Honduras es el segundo país centroamericano en expulsión de migrantes hacia el norte, es decir México –como paso obligado- y Estados Unidos como meta de llegada e integración.

Estadísticas sobre detenciones hechas por la Patrulla Fronteriza entre octubre del 2018 y mayo del 2019 así lo demuestran.

Incluyendo a menores no acompañados, unidades familiares y adultos solos, en este período se detuvo a:

211 mil personas provenientes de Guatemala

175 mil 642 personas provenientes de Honduras

57 mil 867 personas provenientes de El Salvador

El corredor interoceánico tendría como propósito -amén de contribuir al desarrollo económico del sureste de México- coadyuvar al freno migratorio centroamericano, al ofertarles parte de los 40 mil empleos que se pretenden generar aquí durante los próximos años.

A ellos se sumarían los 15 mil empleos planeados en la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco y los empleos generados en los propios países de origen vía la inversión como ancla económico-social.

La visita del presidente de Honduras, de este modo, forma parte de un juego de intereses geopolíticos donde López Obrador estaría buscando convertirse en el líder de una región que necesita el visto bueno de Washington para llevar a la práctica el corredor interoceánico.

Un argumento para que Estados Unidos autorice la competencia con el canal de Panamá en suelo mexicano, sería la presunta ventaja de frenar la migración del sureste mexicano y de centroamericanos.

(3)

Este jueves debe llevarse a cabo una nueva reunión entre funcionarios de PEMEX, de la superdelegación federal en Veracruz, del gobierno del estado y autoridades municipales de Texistepec.

El tema: el rescate ambiental de lo que fueron casi mil hectáreas sede de la Compañía Exploradora del Istmo (CEDI).

En el 2014, funcionarios de PEMEX a cargo de Emilio Lozoya regalaron miles de toneladas de desperdicio industrial en un contrato leonino con la empresa particular LIM del Puerto.

No hay una investigación a fondo sobre el tema no obstante las denuncias interpuestas por autoridades de Texistepec, a partir de los más de cinco años durante los cuales LIM del Puerto literalmente ha saqueado la riqueza que estos desperdicios representan, sin otorgar beneficio alguno al municipio.

Encima de ello, PEMEX se deslindó de otro fraude vivido durante los sexenios de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, al dar por solucionado el profundo problema de contaminación vía pozos de azufre y chapo activos, vivos, no obstante haberse dado oficialmente como cerrados…

(4)

En días pasados funcionarios de PEMEX, el secretario de gobierno Erick Patrocinio Cisneros, el superdelegado Manuel Huerta Ladrón de Guevara se apersonaron en Texistepec.

Dialogaron con ciudadanos y autoridades locales.

Constataron la veracidad de la contaminación por cuyo falso “saneamiento” PEMEX pagó más de mil millones de pesos y recibió aire, agua y tierra afectadas por gas emanado de ex instalaciones de CEDI no cerradas por completo.

El alcalde de Texistepec ha viajado mes con mes a la ciudad de México, a PEMEX y la SEMARNAT.

El objetivo: que se retome el tema del saneamiento ambiental y se concrete.

También dar marcha atrás al contrato leonino con la empresa LIM del Puerto.

PEMEX se deslinda hoy en día.

Además de firmar por poco más de un millón de pesos la entrega de miles de toneladas de desechos industriales reciclables en la gestión del prófugo Emilio Lozoya, la empresa entregó terrenos de la ex CEDI al Tribunal Agrario para canalizarlos a solicitantes de tierra.

Nació así el ejido Francisco I. Madero y quedan solicitantes y tierras…llenas de contaminación mortal.

Añadamos a este intríngulis las amenazas que ha recibido recientemente el alcalde de Texistepec.

Vienen del gobierno del estado, acusa.

Tiene el nombre del funcionario que lo amenazó pero se lo guarda.

Un tema federal se ha convertido en un desaseado problema estatal: ¿por dinero?

Son miles de millones de pesos los que están en juego en el contrato de LIM del Puerto con PEMEX.

La honestidad que enarbola Andrés Manuel López Obrador no encuentra eco en todo su equipo ni en todos los niveles de gobierno…

Tampoco en todos quienes protestados como morenistas juran representar la reencarnación misma de la madre Teresa de Calcuta.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez debiera escuchar directamente al alcalde de Texistepec.

El Presidente López Obrador también.

El Fiscal General de la Nación, Alejandro Gertz Manero, desde luego, por supuesto que debe abrir los oídos a esta historia apestosa como el azufre…

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar