Reaparece Javier Duarte de Ochoa con muy buena disposición para ofrecerle a la Fiscalía General de la República información que él considera valiosa y privilegiada sobre funcionarios del régimen de Enrique Peña Nieto.

Y claro que debe tener bombas en sus manos, pues no se explica de otra manera que Peña Nieto le hubiera permitido hacer y deshacer hasta dejar semi destruido a Veracruz sin hacerle el mínimo llamado de atención. Apostamos a que fueron cómplices.

Lo interesante es que Imagen Televisión oculta parte de la carta y no se sabe qué más aporta, a quiénes menciona, qué hechos conoce o vivió.

Debe estar molesto porque alguna promesa del ex Presidente para liberarlo no funcionó y ahora siente cada vez más complicada su situación.