Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

Ciertamente que no es la primera vez que un Presidente recibe el País destrozado.  Don Venustiano Carranza Garza (1859 – 1920) tomó las riendas de la Nación en no muy buenas condiciones…

De facto, fue Presidente desde 1914 en que derrocó a Victoriano Huerta (1845 – 1916) y quedó como encargado del Poder Ejecutivo; hasta su nombramiento como Presidente Constitucional en 1917.  Cargo que ocupó hasta su asesinato el 21 de mayo…

De hecho, aunque hay diferencias entre los historiadores -tipo Krause- no puede decirse que Carranza haya sido un mal gobernante; de hecho no es aventurado calificarlo como estadista. Y ahí está la Constitución que todavía nos rige…

Y aunque no se le sabe que haya sido ladrón, no puede decirse lo mismo de su gente; toda vez que hasta la fecha, cuando alguien se roba algo, dicen que se lo carranceó…

Pero lo cierto es que en un momento al Barón de Cuatro Ciénegas se le consideró un salvador de la Patria, pero cometió el error de excluir de su gobierno a todos aquellos que habían estado en contra del constitucionalismo…

Entre otros a los villistas; a los zapatistas y a los obregonistas.  Pequeño detalle que él pasó por alto; pero los otros no.  Y todos sabemos cómo terminó…

Lo que hace recordar al ilustre Francois-Marie Arouet, más conocido como Voltaire (1694 – 1778) “Yo conozco al Pueblo: cambia en un día.  Derrocha pródigamente lo mismo su odio que su amor”. 

 

Cambiando de tema…

 

El conocido abogado Juan Collado, el mismo que no hace mucho echó la casa por la ventana con la boda de su hija; a la que fueron invitados de primer orden, de diferente ideología, pero con el mi$mo fin…

Pues ese abogado de la realeza mexicana, que  primero se dijo que había sido secuestrado en compañía del honorable Carlos Romero Deschamps por un grupo de hombres armados que los sacaron violentamente de un restaurante…

Después la FGR confirmó que había sido detenido por sus elementos sin que se hubieran violado sus derechos y sin violencia; acusado por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa…

Aprehensión que ocasionó que se congestionaran las vías telefónicas por las llamadas de sus amigochos que comenzaron a mover cielo y tierra para liberarlo; pero sobre todo para entender lo que está pasando y saber por donde les viene la próxima pichada -corremos tiempos de Base Ball-…

El que si ya está desamparado, pues las investigaciones han demostrado que mandaba dinero hacia arriba pero se quedaba con una buena parte y nunca lo informó, es el otrora arrogante hoy ya medio trastornado ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, quien como todo un caballero, hay que reconocerlo, se sacrificó por su familia y desde la cárcel envió un manuscrito diciendo que quiere cantar…

Y pa pronto.  Como para abrir boca, declaró que fue chantajeado por el entonces encargado de la PGR Alberto Elías Beltrán y que le pagó con dinero que le envió Peña Nieto

Lo que independientemente de que su versión es poco creíble y tendría que probarla; la palabra de un delincuente no es muy confiable.  Y menos si ya está medio chiflado.  Pero puede destapar la cloaca y eso será bueno si se ejerce acción en contra de todos los ampliamente conocidos; pero si vana seguir otorgando perdón y amor las cosas van a empeorar.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.