Los arbitrajes que interpuso la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en cortes internacionales para revisar contratos de siete gasoductos por ser “leoninos” son “medidas espejo”, porque IEnova, TCEnergy, TransCanada, Carso Energía y Fermaca ya habían iniciado los mismos procesos previamente.

Manuel Bartlett Díaz, director general de la CFE, aseguró que antes que la empresa productiva del Estado abriera los procesos de arbitrajes en las cortes de Londres y Francia, las firmas habían enviado demandas previamente, pues los contratos de los gasoductos así lo permiten.

“Fermaca obtuvo medidas cautelares, bloqueo ejecución carta de crédito como garantía en el contrato, igualmente TransCanada presentó una carta y congeló 450 millones de dólares, que eran la garantía que tenían en un banco de que llegarían a tiempo. No lo hicieron y sin consultar a la CFE congelaron la garantía en el contrato, dos acciones previas a renegociación de contratos, pero TransCanada estaba en su derecho”, precisó en conferencia.

Expuso que el mismo caso ocurrió con IEnova, ya que, mientras la Comisión esperaba entrar al proceso de renegociación, la firma de energía interpuso una demanda arbitral contra la empresa a fin de “desconocer reintegros de gastos fijos. Además, la empresa ATCO, de Canadá, demandó a la CFE un pago de más de 105 millones de dólares de un gasoducto que ya opera y no tiene más de 15 kilómetros”.

“Mientras renegociábamos los contratos ya había acciones legales contra la CFE… Hicimos los mismo que ellos hicieron antes”, precisó.

A su vez Miguel Reyes, director general de CFEnergía y CFE Internacional, precisó que sobre el gasoducto de IEnova y TransCanada que corre de Texas a Tuxpan la empresa espera reembolsar 899 millones de dólares por conceptos de cargos fijos de forma adelantada, no haber llegado a tiempo el doble transporte, la inutilización de otro ducto y sanciones y penalidades de la alianza contra la comisión.

Entre las cláusulas que la comisión busca renegociar con las otras empresas de energía, detalló Raúl Jiménez Vázquez, abogado de la empresa productiva del Estado, están los cobros o cargos fijos y dar por terminado anticipadamente el contrato por declaración unilateral con efectos de rescisión de incumplimiento para la CFE.

Manuel Bartlett indicó que hay disposición por parte de las cuatro empresas mencionadas para renegociar los contratos, y se harán dos reuniones con las firmas, una introductoria y otra ya para el proceso de negociación.

Así, Fermaca ya tuvo el primer encuentro con la CFE el día de ayer; TransCanada se reunirá el jueves a las 17:00 horas; IEnova el viernes a las 10:00 horas; la asociación entre TransCanada y IEnova ese mismo día a las 11:00 horas y con Carso el lunes 8 de julio a las 10:00 horas.

El director general de CFE dejó entre ver que se buscará negociar que, una vez que se terminen de pagar los gasoductos y las cláusulas de los mismos a las firmas privadas, estos pasen a formar parte de la empresa.

Acusa campaña en contra por la IP

Manuel Bartlett acusó que la iniciativa privada ha emprendido una campaña en contra de la comisión, pues, explicó, los procesos de arbitraje de la CFE con las firmas de energía son para que la misma empresa productiva genere electricidad y, afirmó, no afecta en ningún sentido el abasto de gas para la industria.

Mencionó que si bien el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercios, Servicios y Turismo(Concanaco Servytur), la Cámara de Comercio de Estados Unidos e incluso la agencia calificadora de valores Moody’s han indicado que esto manda señales negativas a los inversionistas extranjeros, desconocen que fueron las firmas de energía quienes primero interpusieron arbitrajes.

Exhortó a la IP a revisar los contratos para esclarecer las dudas en torno al tema y garantizó el abasto del gas, además que esto no provoca afectaciones en la confianza de los inversionistas pues, reiteró, es un tema exclusivo de la CFE para la generación de electricidad.

“La crítica de la CFE para renegociar es absolutamente en contra y equívoca. Son contratos privados que dejan renegociar y los arbitrajes. No tiene nada que ver con el Tratado de Libre Comercio, los empresarios se equivocan cuando acusan de la falta de gas porque es el gas para la CFE, no tiene nada que ver con el sector privado”, abundó.

Descartó que la entrada de los arbitrajes tenga que ver con los problemas de suministro en la península de Yucatán.

También precisó que la Comisión no va a litigar ante la opinión pública y los medios de comunicación.

La Jornada / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO