Prosa aprisa
Arturo Reyes Isidoro

El jueves pasado me llamó la atención un boletín de prensa del gobierno del Estado.

Su contenido es de esos que a pocos editores interesa publicar (además porque no decía que el gober y el fiscal se habían “sacado” la lengua; o sea, no era escandaloso).

Tampoco, creo, despertó mayor interés porque faltó contextualizarlo.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez encabezó la primera reunión del Consejo Veracruzano de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

¿De qué se trata el asunto? ¿En concreto qué pretende esa Agenda, en términos sencillos, más allá del concepto general Desarrollo Sostenible?

El gober dio alguna pista: para coincidir con los lineamientos internacionales la administración estatal tiene que emprender acciones contundentes contra la corrupción, (la) injusticia y un sistema de mercado que impide el desarrollo pleno de las comunidades.

Se trata de una agenda que adoptó la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2015.

La Agenda plantea 17 Objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental.

Estamos resueltos a poner fin a la pobreza y el hambre en todo el mundo de aquí a 2030, a combatir las desigualdades dentro de los países y entre ellos, a construir sociedades pacíficas, justas e inclusivas, a proteger los derechos humanos y promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y a garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales”, señalaron los Estados miembros que aprobaron la resolución, de acuerdo al Centro de Noticias de la ONU.

No está nada mal y los Estados miembros reconocen que el mayor desafío del mundo actual es la erradicación de la pobreza, aunque afirman que mientras no se logre no puede haber desarrollo sostenible.

Cuitláhuac emprende la tarea

¿Ni pobreza ni hambre en Veracruz dentro de diez años y cinco meses?

¿Habrá que ir a tomar fotos, a filmar las comunidades de Chicontepec, de Zongolica, de la Huasteca, de Huayacocotla, del Uxpanapa para guardarlas como un registro de lo que fue alguna vez esta parte del planeta; para contrastarlas con los nuevos escenarios llenos de prosperidad que habrá para entonces?

El jueves, de hecho, Cuitláhuac emprendió la tarea en Veracruz convocando a los titulares de las dependencias que integran el organismo “a consolidar un cambio sustancial en su quehacer público, pues se trata de la conformación de un nuevo régimen que garantice la igualdad de condiciones a los veracruzanos”; “a apresurar el paso”.

De esta manera se fortalece el sistema de Salud para brindar atención digna y de calidad a las personas que habitan en zonas marginadas; además de poner en marcha las políticas de la Federación para el sector primario de la economía, con el programa ‘Sembrando Vida’ y los precios de garantía a los productores de maíz, frijol, arroz y leche”.

De seguro con el eficientísimo, experto y preparado equipo que tiene, cuando deje las riendas del poder el 30 de noviembre de 2024 ya los únicos que veremos en las calles pidiendo limosna serán los migrantes centroamericanos, y eso quién sabe luego de que el pasado 28 de junio el presidente López Obrador anunció que maquiladoras del norte del país les ofrecieron 40 mil empleos.

Pero se vale soñar y no está por demás hacer el intento. En la sesión del jueves pasado se acordó que los integrantes del Consejo Veracruzanos se reunirán al menos una vez por año. A ver qué noticias nos tienen para dentro de doce meses.

El campo, la prioridad

Una lectura atenta de lo que dijo el gobernador debe servir para que los optimistas que esperan grandes obras en las grandes o medianas ciudades se moderen.

Los propósitos de la citada Agenda coinciden plenamente con los del gobierno de AMLO, y Cuitláhuac habló de poner en marcha las políticas del gobierno federal para el sector primario, o sea las que están enfocadas al campo.

Un repaso atento a las actividades que ha venido desarrollando el mandatario estatal, y que desarrolla, no deja ninguna duda de que su prioridad está en atender las áreas marginadas y las del campo: centros de salud en las sierras, caminos o carreteras vecinales, apoyos para los campesinos y agricultores.

No se me olvida que ya electos el actual presidente y el actual gobernador, antes de que tomaran posesión, un activo miembro de Morena me dijo en el transcurso de un desayuno que Veracruz no sería la excepción en que se daría prioridad a los programas sociales de López Obrador y que de ahí no se iba a salir nadie.

Cuando recién se estrenó el nuevo gobierno estatal, supe también de fuentes confiables que algunos secretarios llegaron animados con el mejor propósito llevando los programas que, según ellos, ejecutarían.

Todos fueron a dar a la basura. Les dijeron que se pusieran a repasar el manual que ya les habían entregado con los lineamientos fijados por el tabasqueño y que se enfocaran a eso. En eso están. Nada más.

E impulsarán el turismo rural

Otro boletín de prensa, este de la Legislatura local, me hace reforzar la idea de lo que comenté líneas antes.

La semana pasada, prácticamente ya en vísperas del periodo vacacional de verano, en lugar de estar impulsando el turismo mayor, el pleno de la LXV Legislatura aprobó la iniciativa de la diputada Brianda Kristel Hernández Topete para implementar en la entidad el Turismo Rural y Comunitario “como una actividad que con el adecuado impulso de las autoridades competentes traerá consigo múltiples beneficios para las diferentes regiones”. 

Quedó establecido que la Secretaría de Turismo del Estado (Sectur) impulsará y promoverá el turismo rural comunitario en coordinación con las dependencias y entidades de la administración pública del Estado, los ayuntamientos y las comunidades rurales, otorgando facilidades a éstas para el establecimiento de proyectos turísticos rurales sustentables.

Las consideraciones del Dictamen coinciden con la autora de la iniciativa en relación a que el Turismo Rural y Comunitario trae consigo la disminución de la pobreza, reduce la migración a las ciudades al incrementar los ingresos y se garantiza la protección de los ecosistemas”.

Vacaciones, ¿permanentes?

Solo esta semana será laborable porque a partir del 15 inicia el periodo vacacional. En los gobiernos de la Cuarta Transformación habían dicho que los despidos de personal terminarían en junio. Continúan. A ver cuántos de los que salen se encuentran con malas noticias cuando intenten regresar a sus centros de trabajo.