Enfrentamientos en el país exhiben falta de desarrollo en las comunidades

Situaciones como el reciente enfrentamiento entre elementos de la Guardia Nacional y huachicoleros en Tepeaca, Puebla, no se justifican pero exhiben un problema social derivado de la falta de desarrollo para las comunidades, alertó Jeremías Zúñiga Mezano, presidente de Comunidades Seguras en el estado de Veracruz.

 

«La falta de desarrollo económico es una realidad que ha provocado que muchos pueblos se dediquen a actividades ilegales; no es toda la ciudadanía de ese pueblo, pero sí un sector importante.

 

«Sabemos que en la zona de Puebla tienen actividades delincuenciales y eso ha provocado que cuando el gobierno federal empezó a atacar a los huachicoleros, se incrementó el robo de vehículos particulares, por ejemplo, no sólo del transporte público, sobre todo camionetas», señaló.

 

Dijo que Puebla figura como uno de los estados  donde más robos de vehículos se registran en este momento, según reportes de compañías aseguradoras.

 

Advirtió que ese fenómeno podría extenderse y replicarse en otros estados de la República Mexicana donde la actividad económica esté vinculada a la delictiva.

 

De allí la importancia de que los gobiernos diseñen y fomenten programas de desarrollo que atraigan inversiones privadas, para que la población local tenga oportunidades y no sea presa fácil de quienes viven al margen de la ley.

 

Remarcó que los operativos policiacos suelen tener efectos colaterales adversos, como la parálisis en la economía, pues muchos comercios cierran más temprano o en forma definitiva ante el temor de quedar entre un fuego cruzado de policías y ladrones.

 

Remarcó que debe haber una combinación de acciones policiales y oportunidades de desarrollo para apuntalar el desarrollo social, pues ninguna familia podría sobrevivir con sueldos de 2 mil 400 pesos mensuales.

 

«Aparte de la estrategia de seguridad se requiere una estrategia de desarrollo económico para que las familias tengan un ingreso digno; de lo contrario se apaga un delito pero se incrementa otro.

 

Zúñiga Mezano recalcó que ninguna sociedad se encuentra en este instante exenta del riesgo de verse absorbida por la delincuencia, sobre todo las comunidades por las que pasan ductos de hidrocarburos, pues la delincuencia organizada no está dispuesta a perder ese jugoso negocio y sabe cómo poner de su lado a los pobladores, aprovechándose de su exigua situación económica y social.

 

El estado de Veracruz no escapa de ese peligro y por ello debe haber políticas de desarrollo paralelas a las de seguridad, puntualizó el presidente de Comunidades Seguras en la entidad.

 

 

 

HeladioCastro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar