Información de Ciro Gómez Leyva

 

Javier Duarte realizó declaraciones, en cadena nacional, que dejaron perplejo a más de uno: “Sí (pacté mi entrega) a través de mis abogados de ese entonces”.

El exgobernador de Veracruz volvió a la escena pública mediante una entrevista que le realizaron en Radio Fórmula en la que afirmó que su abogado Marco Antonio del Toro se reunió con funcionarios del Cisen, Gobernación y de la PGR para pactar su entrega.

Duarte abundó más en el tema al asegurar que el pacto se realizó con el propósito de que su familia no fuera involucrada en los delitos que le imputaban.

“Yo puedo aguantar lo que sea… pero la familia nada tiene que ver. Ni Karime, ni mis hijos fueron funcionarios públicos”, dijo.

Entre las condiciones para su entrega, el exgobernador señaló que esta se tenía que dar antes de las elecciones para elegir gobernador en el Estado de México.

Javier Duarte se dijo engañado por los funcionarios pues los mismos le prometieron “dejar en paz” a su familia para que pudieran irse a un lugar “seguro”.

“No tenía para donde hacerme, era sí o sí”, afirmó.

El ex gobernador afirmó que aunque “todo el mundo” piensa que su familia vive en la opulencia, la verdad es que se encuentran en condiciones precarias.

“Mi hijo, el menor, se rompió la clavícula y no tenían dinero para ir al doctor. Están allá por necesidad, por la persecución política”, aseguró.

Al decir que “la pelota ya está en la cancha”, el ex mandatario afirmó que tiene información que coadyuvará a la investigación, misma que está dispuesto a aportar pues confía “en la independencia y profesionalismo del fiscal Gertz”.