El fiscal general Jorge Winckler Ortiz confirmó que el sábado un el elemento en activo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) participó en el homicidio de un sujeto frente a las oficinas de la Dirección General de Tránsito del Estado.

En el crimen también actuaron dos ex elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), quienes desertaron recientemente.

El fiscal general rechazó que el asesinato haya ocurrido después de un percance vial entre la víctima y los tres detenidos, tal y como se reportó en medios de comunicación.

“Nunca hubo un evento de tránsito en el cual hubieran estado involucrados los asesinos y la víctima; fue entre la víctima y una tercera persona. Los presuntos asesinos llegaron directamente a ejecutar a la víctima”, explicó.

Detalló que el sábado a las 22:45 horas se detuvo en flagrancia a los tres elementos en la calle Manuel Herrera, esquina Sóstenes Rocha, colonia Tamborrel.

“Los detenidos detonaron 11 disparos, siete de ellos se impactaron en diversas partes del cuerpo de la víctima que falleció en el lugar; los presuntos agresores  Intentaron huir abordo de un vehículo Jetta clásico blanco, pero elementos de la SSP los intervinieron y les aseguraron dos armas de fuego”.

Los sujetos fueron identificados como Gerardo “N”, Óscar Daniel “N” y Neptali “N”, quienes detonaron 11 disparos en contra de la víctima de identidad resguardada.

Dijo que en el caso de Gerardo “N” se trata de un elemento en activo de la SSP en la División de policías, y en el caso de  Óscar “N” y Neftalí “N” son probables responsables del delito deserción del Ejército Mexicano desde mayo pasado.

El fiscal general indicó que en el lugar se encontraron cinco casquillos 0.9 milímetros y seis más de un arma tipo Glock con matrícula HPW705 de cargo al elemento de SSP.

En otro tema, sobre el secuestro y posterior asesinato del ex alcalde de Yecuatla, Rogelio Ayala, así como uno de sus trabajadores, aceptó que personal de la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS) participó en las primeras negociaciones con los secuestradores.

Dijo que la familia aceptó y entregó una suma de dinero que fue menor a lo que inicialmente pedían los secuestradores, pero habiendo hecho el pago privaron de la vida a Ayala.

Winckler Ortiz indicó qué hay varias líneas de investigación y que ya iniciaron con entrevistas realizadas a familiares y testigos, además de que los médicos legistas les hicieron necropsia de ley, así como otras diligencias como el raspado de uñas.

Cabe destacar que el ex alcalde previamente fue privado de su libertad en la carretera Colipa-Yecuatla, cuando se dirigía a su rancho a trabajar.

En otro tema, Winckler Ortiz optó por no opinar sobre las recientes declaraciones del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, quien ha asegurado que pronto obtendrá su libertad, pese a tener nueve años de sentencia.

“Yo a Javier Duarte y a sus cómplices solamente les contesto en las audiencias, él podrá declarar lo que quiera está en libertad de pronunciarse como quiera pero es una persona que está sentenciada y está sujeto a una resolución judicial pues reconoció ante un juez haber participado en la comisión de hechos delictivos”.

Recordó que el ex mandatario tiene dos procesos abiertos en Veracruz por desvío de recursos de la Comisión Estatal de Agua de Veracruz (CAEV), por lo que su supuesta salida de la cárcel no será fácil.

Xalapa- 2019-07-2216:12:57- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO