La renuncia de Carlos Urzúa Gutiérrez a la Secretaría de Hacienda no debilita al Gobierno Federal ni genera incertidumbre, consideró el delegado federal Manuel Huerta Ladrón de Guevara.

 

Admitió que al darse el anuncio el dólar al menudeo se disparó hasta 19.55 en las ventanillas de los bancos, sin embargo, al presentar a Arturo Herrera como nuevo encargado de la dependencia se logró estabilizar el mercado.

 

“Es duro para los conservadores porque para quienes sabemos que estamos en un proceso de transición histórica esto es normal. Desde que el presidente propone a Arturo Herrera hubo tranquilidad en el mercado. Lo que este país está teniendo es una nueva vía”.

 

Las políticas económicas están cambiando y muestra de ello es que siguen llegando flujos de la inversión pública.

 

Incluso se recuperó la producción petrolera, luego que al inicio de la Administración se contemplara la compra ante la deficiencia que existía en México.

 

Insistió en que se avanza hacia la soberanía energética y se trabaja en el fortalecimiento del campo.

 

“Es en un proceso de transformación histórica por la vía pacífica la que estamos viviendo en el país. Se estabilizó el mercado luego que el presidente Andrés Manuel anunciara al nuevo secretario de Hacienda. Fue un vaivén normal en los mercados pero insisto, en seguida se estabilizaron las condiciones con la presentación del nuevo titular”.

 

Admitió que existe un proceso de desaceleración económica pero se trata de un problema, sin embargo, con los reacomodos en el gobierno se busca generar equilibrio.

 

Descartó que haya atraso en el flujo de recursos o subejercicio como se ha manejado.

 

“No estamos en los tiempos de Zedillo, Peña Nieto ni Calderón o Fox. Está fluyendo la economía de acuerdo al plan de gobierno”.

 

El delegado recordó que siguen trabajando en los Centros Integradores del Bienestar y en las nuevas políticas de México.

 

Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO