ALPIE0701

AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

En enero pasado, representantes de agrupaciones solicitaron formalmente ante el Órgano Público Local Electoral (OPLE) la constitución de 15 partidos políticos locales.

Los primeros en iniciar el procedimiento legal fueron Francisco Garrido Sánchez, ex diputado local de AVE, y el ex priista Gonzalo Morgado Huesca, de “Podemos”.

Después continuaron “Fénix”, cuyo representante legal es el doctor José Guillermo Peinado Brizio; “Vía Veracruzana, Partido Político Estatal”, representado formalmente por Mario Tejeda y Fernando Vázquez, pero cuyo liderazgo real lo ejerce Felipe Amadeo Flores Espinosa, ex dirigente estatal del PRI, ex procurador de Justicia del Estado y ex secretario de Gobierno; “Partido Campesino y Popular”, de Gregorio Arellano, Raquel Ayala Camarillo y José Gabriel Calderón Villa, ex militantes de la CNC; “Partido México Blanco”, de Ricardo Bravo Colín; “Cambio”, del Movimiento de Actores Sociales, A.C. que representa Arturo Segovia Flores; “Partido Cardenista”, de Verónica Elsa Vázquez Prieto y José Arturo Vargas Fernández, representantes de Bienestar y Justicia Social, A.C.; “Movimiento Veracruzano Intercultural”, representado por Julio Desiree Cottier Poblete; “Todos por Veracruz”, cuya representación legal recayó en Miguel Baruch Eulogio Olicón, ligado al ex candidato del PRI a gobernador, Héctor Yunes Landa; “Vox Veracruz”, de Alejandra Yáñez Rubio; “Democracia Digital, Transparencia y Pluralidad”, cuyo representante oficial Daniel de Jesús Rivera Reglín también promueve el “Partido Encuentro Veracruzano”, de la agrupación Por un Encuentro con la Sociedad Veracruzana, vinculado al diputado local Gonzalo Guízar Valladares, ex dirigente estatal del desaparecido Partido Encuentro Social (PES); “Partido Político Destino”, de la agrupación Jóvenes Piratas en Acción, de Rosa Hilda Llamas González; “Acción Pro México”, de Héctor Sabulón Peláez Reynoso, y, por último, “Unidad Ciudadana”, cuyo representante legal ante el OPLE es Hugo Herminio Ortiz Valdés.

Pero de todos ellos, hasta ahora, menos de la mitad están alcanzando la expectativa de cumplir antes de que concluya este año con las asambleas en al menos 20 de los 30 distritos electorales locales, o en más de 144 de los 212 municipios del estado, según lo hayan propuesto en la solicitud que presentaron ante la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del OPLE, la cual les exige reunir, mínimo, un número de afiliados equivalente al 0.26% de las personas inscritas en el padrón electoral de la última elección ordinaria inmediata anterior que corresponda al distrito o municipio respectivo.

¿Cuántas de las cuatro o cinco organizaciones que con gran esfuerzo están intentando cumplir con los requisitos de ley para contender y obtener su registro como partido político local en la próxima elección de 2021 lograrán finalmente su cometido? Ya veremos, pues este lunes recibieron una pésima noticia que también les podría impactar: que además de la propuesta de Morena para reducir en 50 por ciento el financiamiento público a los partidos políticos nacionales y de desaparecer los OPLE’s, ahora el Instituto Nacional Electoral (INE) plantea también eliminar totalmente las prerrogativas para esos mismos partidos en los estados, por lo que de prosperar ambas propuestas, el recorte sería de 74 por ciento.

Indudablemente será un duro golpe a la partidocracia.