Nuevamente la vida marina se ve afectada como consecuencia de las acciones humanas, esta vez fueron 5 tortugas las que perecieron degolladas y fueron arrojadas por la marea en playas boqueñas.

Andrés Escalera, director de Protección Civil municipal de Boca del Río informó que el pasado domingo hallaron a los cinco ejemplares sin vida, dos de los cuales se tratan de tortugas de la especie Lora.

“Una estaba degollada entonces debió haber sido una red, pero eso ya no nos compete a nosotros, será otra instancia la que determiné el motivo de su deceso”, indicó.

De acuerdo al presidente de Heart Mission, Sergio Armando González Ramírez, esto seguirá sucediendo, lamentablemente, por la falta de regulación en el parque arrecifal veracruzano.

“Cómo asociación civil lo hemos dicho muchas veces falta regulación en el parque arrecifal,  luego se enojan con los ambientalistas porque dicen que luego nada más les echamos mitote, pero esta es la realidad, no debería de haber pesca incidental, si hubiera unidades del parque arrecifal monitoreando no sucedería esto”, lamentó.

Aunque reconoció que si le han echado ganas dijo que no es suficiente pues para un parque tan grande como el de Veracruz hacen falta más elementos y más unidades.

“El problema con el parque arrecifal veracruzano es que tiene mucha actividad pesquera, tiene mucha actividad industrial, tiene mucho impacto ambiental directo y las consecuencias son las que vemos”, afirmó.

Opinó que esas tortugas murieron ahogadas, pues se enredan con los tendales que dejan los pescadores puestos toda la noche, para capturar determinada especie de peces y las tortugas son atraídas por la carnada, se enredan y se ahogan, ya que por ser anfibios tienen que salir a respirar y una vez atrapadas, no pueden”, detalló.

Advirtió que de no regularizarse, y de no prohibir ciertas técnicas de pesca esto seguirá pasando con especies como la tortuga Lora, que casi ya no llegaba a desovar a la costa veracruzana y que está en peligro de extinción.

Veracruz- 2019-07-2218:15:04- Josefina Lugo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO