Hijos y familiares de los maniobristas que dejaron de laborar en el Puerto de  Veracruz luego de la requisa de 1991, solicitaron ser tomados en cuenta en las contrataciones que derivarán de la expansión del recinto.
Armando Morales Ortiz, secretario del Sindicato de Maniobristas y Obreros Portuarios, dijo que son 300 personas altamente capacitadas quienes se unieron para formar un nuevo gremio que les permita obtener espacios en los proyectos que se desarrollan o se llevarán a cabo.
“Somos hijos y nietos de maniobristas y queremos que nos abran las puertas para trabajar. Estamos legalmente constituidos. Con la ampliación del muelle tenemos todo para poder trabajar. Tenemos la estructura para poder trabajar”.
Alejandro Pulido Cueto, representante del Sindicato de Maniobristas Carretilleros y Cargadores aclaró que más que pleito legal por lo ocurrido con la requisa, como la violación a sus derechos laborales, buscan oportunidades de trabajo.
Son cerca de 600 extrabajadores del puerto más 300 que ya conforman un nuevo sindicato para que les abran las puertas con las nuevas fuentes de empleo.
“Representan a 600 extrabajadores. Con la ampliación del nuevo puerto creemos que tenemos derecho de figurar en el desarrollo. Tenemos experiencia como capacitadores y trabajadores”
Admitió que existe voluntad del Gobierno Federal para que puedan obtener espacios en el recinto, por lo que llamó a representantes de las compañías concesionarias a tomarlos en cuenta.
“Queremos la oportunidad con ICAVE. He tratado de pedir audiencia con Jorge Lecona y no ha sido posible. Leonel Noya, secretario de la Astrac, nos ha apoyado. Los que tenemos derecho somos los veracruzanos. Él nos ha ayudado porque sabe que tenemos la capacidad”, concluyó.

 

 

Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO