Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 “La muerte abre la puerta a la buena reputación y extingue la envidia”.  Sir Francis Bacon (1561 – 1626)…

 

Y aunque es igualmente cierto que no se debe hablar de los muertos; me ampararé en Sófocles (495 – 406) “No se puede juzgar la vida de un hombre hasta que la muerte le ha puesto término”, para opinar acerca del chileno Claudio Naranjo Cohen (1932 – 2019) reputado psiquiatra experto en el psicoanálisis transpersonal…

 

Cuyo comentado fallecimiento por parte de la Prensa y del gremio que se dedica a estudiar la mente humana y sus comportamientos, ha sido objeto de muchos elogios que han apuntillado su legado de 14 puntos para tener una mejor existencia y ser felices en esta vida…

 

Lo primero que expondré, es que el hábito no hace al monje.  Y finalmente, no por dejarse el pelo y la barba desaliñados y vestir como caja fuerte -por las combinaciones imposibles- va a convertirse en un intelectual…

 

Lo que le benefició en grande a Naranjo para darse a conocer, es que la gente está igual de enferma que como él lo estaba, y por eso lo seguían.  Se podría definir como un ciego guiando a otros iguales de ciegos que él…

 

Pero el mundo está lleno de charlatanes con títulos universitarios que son seguidos por la gente.  Todos dicen tener la verdad; cuando solo hay una Verdad.  La Verdad es lo que es común a todos los hombres, de todos los tiempos; lo demás, son solo puntos de vista”.  Pitágoras (569 – 475)…

 

En sus conferencias hacía propuestas y daba consejos para que sus seguidores sean ricos y felices.  Y todos salen convencidos de su maravillosa terapéutica; pero nadie cambia siguiendo sus métodos.   Por eso siguen en la búsqueda de la felicidad y la riqueza…

 

Cuando primero es la salud y después la felicidad; toda vez que nadie puede ser feliz estando enfermo; pues los enfermos -que por regla general son insoportables- piensan como enfermos, por la simple y sencilla razón de que no pueden pensar como sanos…

 

Pero al “experto” doctor Naranjo, no le fueron suficientes 86 años para entender que todos somos el resultado de lo que hemos comido; y nadie se escapa de esa sentencia.  Porque si comemos lo que no debemos, pues nos enfermamos…

 

El mundo está enfermo por comer lo que no debemos de comer.  Si vivir en el Paraíso es tener salud; pues por ahí dice un librito que fuimos expulsados del Paraíso por comer lo que no debíamos de comer.  Por comer del fruto prohibido…

 

La Mitología Griega es más clara cuando dice que Prometeo fue expulsado del Olimpo por haberle regalado el fuego a los hombres.  Pero el fuego con el que se cocina; pues el fuego libera la energía que pueda tener…

 

Y a resultas, la humanidad que cocina lo que se come, se alimenta de los residuos de una combustión previa; y por eso estamos enfermos.  El Padre de la Medicina Hipócrates (460 – 370) fue muy claro: “El hombre es un animal frugívoro”…

 

Y en los “consejos” que dejó como legado el psiquiatra de marras, en ningún momento hizo mención alguna sobre la alimentación.  Y enumero sus 14 consejos: 1.- Ser menos severo y más comprensivo con los chicos.  2.- No confundir el respeto con el amor.  3.- Tener más contacto físico.  4.- Además de querer a los niños, hay que mejorar individualmente.  5.- Buscar tiempo libre para compartir.  6.- Dejar de pensar como cazadores y recolectores.  7.- Volver a actuar de modo infantil.  8.- Mejorar con otras personas.  9.- Quererse.  10.- Valorar la creatividad de los jóvenes.  12.- Usar otro tipo de enseñanza.  13.- Los maestros debería de aprender de los alumnos.  14.- Cambiar la realidad desde el aprendizaje.

 

Pero de alimentación, nada…

 

Pero así son los científicos.  Acaban de descubrir dos cráneos en Grecia, más antiguos que los encontrados en África; lo que cambia radicalmente todo lo que nos habían contado como cierto, de que la humanidad había nacido en África…

 

Porque ahora resulta que nació en Grecia.  Tal vez dentro de unos años cambien otra vez de opinión; y lo que den a conocer, respaldados en publicaciones de revistas científicas nos lo darán como cierto.

 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.