Los expresidentes Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto fueron señalados en la denuncia contra el abogado Juan Collado.

 

De acuerdo con la declaración que Sergio Hugo Bustamente Figueroa hizo ante la Fiscalía General de la República (FGR) el pasado 10 de junio, los exmandatarios son los presuntos verdaderos propietarios de la Caja Libertad Servicios Financieros

 

Bustamante denunció haber sido defraudado por Collado en una operación relacionada con un inmueble valuado en 156 millones de pesos, donde actualmente se ubica un Centro Comercial en Querétaro.

 

Parte de la declaración de Bustamante se incluye en la orden de aprehensión que en días pasados se libró en contra de Juan Collado y que derivó en su arresto el martes en un restaurante.

 

Acusación

 

La Fiscalía acusó a Collado de participar en una red delictiva que simuló operaciones para desviar recursos desde Libertad Servicios Financieros, de la cual ostenta la presidencia del consejo de administración.

 

Se le señaló de conductas delictivas como usurpación de identidad y la creación de empresas fantasma para mover los recursos; así como la compra de un terreno en Querétaro.

 

Dicha compra la hicieron Libertad Sociedad Financiera y una empresa que se denomina Operadora Inmobiliaria del Centro, esta última señalada como fantasma.

 

 

 

 

 

El abogado Juan Collado fue vinculado a proceso este miércoles por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

 

Asimismo, un juez le dictó la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, con lo que Collado deberá permanecer preso durante su proceso penal.

 

En la audiencia, que se prolongó por 11 horas y media, el juez Jesús Eduardo Vázquez determinó seis meses para la investigación complementaria.

 

A Collado se le señaló de conductas delictivas como usurpación de identidad y la creación de empresas fantasma para mover los recursos; así como la compra de un terreno en Querétaro .

 

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO