Columna “Política al día”

Por Atticuss Licona

A principios del mes de mayo de este año dimos cuenta en este espacio que la calificadora HR Ratings había revisado al alza la calificación del Estado de Veracruz al pasar de HR BB a HR BBB- manteniendo la Perspectiva en Estable.

Ahora, además de ese último reporte de HR Ratings, Moody’s de México subió las calificaciones de emisor del estado de Veracruz a “B3/B1.mx” de “Caa1/B2.mx” y también mantuvo la perspectiva Estable.

El alza refleja la opinión de la agencia “de que las prácticas de administración y gobierno de Veracruz son más fuertes, lo que ha resultado en el fortalecimiento de la administración y el perfil de liquidez”, indicó la calificadora.

Y si a eso le sumamos el aceptable nivel de endeudamiento que mantiene el Gobierno del Estado de Veracruz con proyecciones estimadas a la baja, entonces tenemos un panorama bastante alentador.

La calificadora Moody’s considera una mejora en las prácticas de administración y gobierno, lo que incluye una mayor transparencia en la presentación de estados financieros (más confiables), incluyendo el reconocimiento de los términos y condiciones del refinanciamiento que llevó a cabo el gobierno previo.

A pesar de que se continúa observando una falta de liquidez desde el cierre del 2018, se espera que, con el comportamiento fiscal estimado para los próximos ejercicios, el Estado pueda mantener su exposición a deuda de corto plazo en un nivel similar al observado al cierre de 2018.

Por los resultados que hasta ahora se han obtenido se puede deducir que hay varias áreas del Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, que están funcionando gracias a funcionarios con talento y eficiencia como en la Secretaría de Finanzas y Planeación, cuyo titular es José Luis Lima Franco, en donde se manejan de los dineros del pueblo veracruzano.

Lo anterior obedece a las instrucciones en cuanto a la disciplina financiera que se debe seguir en el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, así como acciones tan importantes como el reconocimiento de la deuda con proveedores. Además, otro punto clave en el mejoramiento de la confianza crediticia de Veracruz tiene que ver con la nueva Ley de Austeridad y la nueva Ley de Planeación de Veracruz enviadas al Congreso por el Gobernador Cuitláhuac García, promovidas desde la Secretaría de Finanzas, que han permitido disminuir los gastos del gobierno y darle una mejor orientación para lograr los mejores niveles de liquidez con los que ya se cuenta.

“Adicionalmente, a pesar de que la liquidez ha mejorado con respecto a los niveles muy bajos registrados en el 2016 y el 2017, las métricas de liquidez continuarán mostrando una tendencia relativamente estable en los dos siguientes años dados los persistentes niveles de pasivos circulantes y los retos para incrementar la disponibilidad de efectivo”, indicó Moody’s.

En las acciones mencionadas mucho ha tenido que ver también la oportunidad que han tenido los diputados veracruzanos para aprobar leyes y normas que hacían falta para poder aplicar las medidas de austeridad que se propuso el actual gobierno.

Dentro de los Factores que podrían subir la calificación están el tener mayor transparencia contable. De acuerdo con el proceso legal que existe para adjudicar responsabilidades por el daño patrimonial que sufrió el Estado en 2015 y 2016, se observan registros en el activo y pasivo circulante del Estado que tienen como objetivo identificar las obligaciones que se encuentran en proceso de revisión. Sin embargo, estos registros no permiten ver de manera transparente la liquidez con la que cuenta el Estado, por lo que una mayor claridad en el reporteo se vería reflejada positivamente sobre su calidad crediticia como sucedió con Moody’s.

En hora buena para el gobierno de Veracruz cuyos resultados hasta ahora sientan las bases para un crecimiento ordenado en las finanzas y por ende en las demás responsabilidades de gobierno.

@AtticussLicona