El Gobierno de Estados Unidos dio a conocer que rechazará solicitudes de asilo de extranjeros que entren a Estados Unidos por tierra a través de México.

 

De acuerdo con SDP Noticias, la medida que entrará en vigor el martes 16 de julio, es un paso más en el endurecimiento de las políticas migratorias de la administración Trump, y tiene como destinatario a los cientos de miles de centroamericanos que cruzan territorio mexicano para llegar a su frontera sur y pedir refugio.

 

Según la Ley de Migración vigente, están en su derecho de “colocar más restricciones o limitaciones a la elegibilidad de los extranjeros que busquen asilo en Estados Unidos”.

 

La nueva normatividad, agrega la dependencia estadounidense, tendrá tres excepciones:

 

– Cuando los extranjeros demuestren que han solicitado asilo en al menos un país y les fue negado el privilegio en última instancia.

 

– Cuando los extranjeros que solicitan asilo entren en la definición de “víctimas de una forma grave de tráfico de personas”.

 

– Cuando los extranjeros hayan transitado hacia Estados Unidos por países no adheridos a la Convención de Refugiados de 1951 o del Protocolo de 1965.

 

Al dar a conocer las nuevas restricciones al proceso de refugio, el fiscal general estadounidense celebró que la medida ayudará a “desalentar a los migrantes económicos que buscan explotar” su sistema de asilo.

 

 

 

CON INFORMACIÓN DE SDP NOTICIAS

 

SDP Noticias / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO