Los niños detenidos en los centros de detención del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aseguran sufrir de tortura psicológica. La Academia de Pediatría de Estados Unidos (AAP) hizo viral los dibujos que realizaron los jóvenes del centro de detención, donde se les puede apreciar con caras tristes y guardias con sombrero vigilándolos a cada momento. Sara Goza, presidenta de la AAP, dijo que «los niños no pertenecen a los centros de detención», agregando además que «cualquier tiempo pasado en estas instalaciones no es seguro para niños».

Además de esto, en el centro de detención de Phoenix, Arizona, un migrante hondureño asegura que esta situación es una tortura para cualquiera, así como lo cuenta esta persona, los cuartos son sumamente fríos, música a todo volumen, luces prendidas de manera permanente. Este migrante recalca que, incluso, hay personas del centro de detención con uniformes similares a los que usan los presos de la cárcel.

Aseguró también que, después de las primeras 12 horas, los niños que se encuentran ahí empiezan a golpearse la cabeza en la pared. Las personas que viven ahí no pueden bañarse ni lavarse los dientes. Cabe destacar que, según información de distintos activistas migratorios, lo único que le dan de comer a los detenidos en los centros de atención es chile, y eso es para todos.

LBP Noticias