Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

“¿Quién va a apoyar eso?”.  Dijo el Presidente López Obrador, haciendo referencia a la imagen que dan los policías cerrando calles y avenidas en su protesta laboral…

El caso es que mientras el señor Presidente -mal asesorado- opina que los policías Federales no tienen razón para seguirse inconformando, toda vez que se les van a respetar todas sus condiciones de trabajo…

Los uniformados inconformes dicen que no.  Que ni quieren pasarse a la GN, ni a ningún otro lado, que lo que quieren es que los indemnicen, que es lo que corresponde al término de una relación laboral y la empresa los despide; que viene siendo el caso…

Así es que la respuesta a su pregunta señor Presidente, de “¿quién va a apoyar eso?  Pues los van a apoyar las mismas Leyes que Usted juró cumplir y hacer cumplir…

Y aquí entre nos, solo como la opinión de un viejo que mucho ya ha visto; más vale que solucionen el problema lo más rápido que puedan; no vaya siendo que digan que si se unen a la GN; porque no les va a gustar nada a los soldados y marinos que les paguen más a ellos y que tengan prestaciones que ellos no tienen…

Y no sé qué van a hacer con los que ya pasaron a la GN; porque no faltará alguien que quiera sacar ventaja de esto y el asunto se les vaya a poner más difícil.  Al grito de que “O todos coludos o todos rabones”, vayan justamente a exigir equiparar los sueldos y prestaciones…

Cabe aclarar, que aunque uno quiera apoyar el desempeño de su administración, pues el chiste es que nos vaya bien a todos; por lo sucedido con la GN solo puede hablarse de incoordinación, improvisación e incapacidad por parte del gabinetazo…

Y luego el Presidente es el que tiene que dar la cara de sus torpezas.  ¡Claro! podrá argumentarse ¿para qué se mete a dar sus conferencias mañaneras? finalmente a eso se expone al saltar a la palestra todos los días…

Y en parte tienen razón, pues ni Protágoras (485 – 411) el más grande de los sofistas, se hubiera metido a la jaula de los leones; que es en lo que han convertido a las mañaneras…

El protagonismo es primordial para quienes asisten.  Otros van de paleros; pero el morbo de verlo tropezar y caer, es lo que mueve a mucha gente para estar al pendiente de la transmisión matutina…

Y lo mejor de todo, es que desde donde la escuchan -aunque estén solos- gesticulan, opinan y contradicen sus palabras; diciendo lo que debería de hacer y lo que ellos harían en su lugar.  Bueno; hasta festejan cuando algún periodista hace una buena pregunta y lo acorrala…

Pero así sucede en todo, la envidia es el vicio más secreto de los hombres; y principalmente hace presa de las mujeres.  Pero es una condición humana que difícilmente se reconoce…

Pues se podrá admitir sin ambages el odio hacia alguien, la animadversión, la tirria, el rencor, la ojeriza, etc. pero la envidia automáticamente pone a quien la tiene, por debajo del envidiado.  Y a nadie le gusta reconocerse inferior.

Para terminar…

En este mismo espacio hemos comentado la diferencia entre el saber y el estar consciente; pues aparte del tabaco, ya expuesto, les tengo otro ejemplo:

La Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios -COFEPRIS- acaba de determinar que las playas de Acapulco están contaminadas con bacterias fecales y no las considera aptas para uso recreativo…

Pero ¿qué creen? amables lectores, las playas están llenas de gente que hasta hace buchecitos.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.