En Morelos, un oficial de policía que había acudido a una casa luego de recibir algunas quejas por la realización de una fiesta con música a todo volumen y aparentes desmanes, se llevó la sorpresa de su vida ya que los participantes de la misma la pasaban a todo dar en una reunión gay, por lo que el oficial fue confundido con un stripper.

 

 

 

Así fue la historia

 

Al entrar al domicilio los participantes de la fiesta se emocionaron a tal grado de aplaudirle, de inmediato se le montaron encima para tratar de desvestirlo, ante tal situación el oficial gritó con todas sus fuerzas que lo dejaran identificarse, pero los sujetos ya muy enfiestados optaron por llevarlo a un cuarto en donde lo despojaron de su camisa y comenzaron a jugar con él.

 

 

 

Acudieron a su rescate

 

Al ver que no salía del domicilio, su compañero decidió ir a ver que pasaba y fue al momento de su ingreso cuando el resto de los ahí presentes que no habían entrado a la habitación con el otro oficial se percataron que no se trataba del stripper, por lo que apenados dejaron que el oficial se vistiera.

 

“Creo que una cuestión de gusto personal, pero no creo que estos uniformes sean muy favorecedores, así que supongo que esta confusión es algo halagador”, dijo el policía.

 

15 de los enfiestados fueron llevados a la estación de policía luego de tal situación.

 

Staff Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO