Sociedad 3.0

El académico Carlos Luna Gómez hace un llamado a las autoridades competentes para que metan al orden a las empresas OHL y Copexa, que cobran precios muy elevados por el uso de las vías de comunicación que tienen concesionadas, mismas tarifas que incrementan a su gusto y entera libertad, a pesar de que las carreteras que ofrecen no cumplen el rango de ser autopistas y se encuentran, en el caso de la de San Rafael a Poza Rica, en muy malas condiciones.

En un mensaje en su cuenta de Facebook dice el quejoso:

Hago un atento llamado a las autoridades que regulan los precios y a la Profeco, Oficinas Centrales, pues hay varios puntos por los que considero una mentada de madre estos precios, al igual que #AutopistasNacionales propiedad de #OHL y COPEXA en sus tramos del libramiento de Perote y la mal llamada autopista rumbo a Puebla.

  1. No son autopistas las operadas por OHL en el tramo Perote-Puebla, así como tampoco la operada por la Concesionaria Autopista Cardel-Poza Rica, S.A. De C.V., pues la definición de AUTOPISTA es tan sencilla como: “Carretera con calzadas separadas para los dos sentidos de la circulación, cada una de ellas con DOS O MÁS carriles, sin cruces a nivel”. Ninguna de estas dos carreteras cuenta con separación alguna entre carriles contrarios, además de que cuentan únicamente con UN CARRIL Y UN ACOTAMIENTO (y el ACOTAMIENTO no es un carril). La única que cumple con ese requisito es la operada por COPEXA.
  2. Parece no existir una media o una ponderación para los precios que asignan estas voraces compañías, pues en el caso del libramiento Perote únicamente son 56 kilómetros y el costo asciende casi a 4. 25 pesos por kilómetro, en el caso del tramo San Rafael- Poza Rica, que no tiene más de 50 kilómetros, además de arrojarte a una carretera llena de baches y peligrosa si circulas por la noche, pagas 3.50 pesos por kilómetro en una carretera, no autopista. Esto a todas luces es un abuso de su concesión. De los casi 100 kilómetros de la concesionada a OHL se pagan 3 pesos por kilómetro divididas en sus 3 casetas… Tres!
  3. El peligro en los tramos San Rafael – Poza Rica y Perote-Puebla es altísimo, pues son carreteras de muy alta velocidad, y como ya expresé con anterioridad, no existen divisiones y mucho menos dos carriles para cada sentido, lo que da como resultado que los índices de accidentes, ya sea por imprudencia del conductor, o bien por una situación fortuita como la pinchaduras de una llanta o un animal que se atraviese, etcétera, se eleven, así como la tasa de supervivencia en caso de un accidente. Esto sin mencionar la seguridad que no es en Veracruz algo de lo que podamos presumir.

En definitiva creo que no existen autoridades capaces de poner un alto a este indiscriminado precio por un servicio que no es lo que venden.

Un último dato: Como valiéndoles sombrilla, los incrementos que hacen estas compañías en algunos casos son al doble de la inflación y les importa poco la opinión pública. El Arco Norte por ejemplo, abrió una caseta de peaje hace aproximadamente 2 años. Ésta era para recorrer los 3 kilómetros del entronque entre San Martín Texmelucan y la autopista Puebla-Cdmx. Abrió con un precio de 5 pesos y, dos meses después había un letrerito que decía que “por efectos de la inflación, se veían en la necesidad de incrementar su tarifa” a 10 pesitos, nada más 5 arriba del inicial, pero que redondeando, incrementó nada más que un 100%.

Por ello digo, son mentadas de madre!