ALPIE0715

AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

Aunque es veracruzano de nacimiento –oriundo de Martínez de la Torre–, Mario Alberto Rincón González estudió y se desarrolló profesionalmente en Puebla, donde tuvo la fortuna de conocer y vincularse políticamente con el ex gobernador Rafael Moreno Valle, en cuya administración se desempeñó como titular de la Secretaría de Desarrollo Social y posteriormente como secretario de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial.

En la sucesión estatal de 2016 Moreno Valle lo impulsó a la diputación local, presidiendo en esa Legislatura la Comisión de Seguridad Pública, y en 2018 lo promovió como candidato a diputado federal por la alianza PAN-PRD-MC, elección que perdió por el efecto López Obrador, aunque Martha Érika Alonso, esposa de su jefe político y virtual senador, ganó sorpresivamente la gubernatura de Puebla sobreponiéndose al tsunami de MORENA.

No era la primera vez que Rincón González perdía una elección federal pese al apoyo de Moreno Valle. Antes de 2018 también mordió el polvo en 2015. En cambio fue diputado local dos veces de la mano del desaparecido ex gobernador: en 2013 y en 2016, por el distrito 17 con cabecera en Amozoc, cuyos periodos no concluyó, pues primero solicitó licencia para asumir la Secretaría de Desarrollo Rural, y posteriormente para contender por la diputación federal.

Ahora, siete meses después de la trágica muerte de Moreno Valle –quien falleció en diciembre de 2018 al desplomarse el helicóptero en el que viajaba con su esposa–, Mario Rincón ha aparecido como coordinador regional de las Redes Sociales Progresistas (RSP) para los estados de Puebla y Veracruz.

Este lunes se presentó formalmente en Xalapa ante los medios de comunicación acompañado de Antonio Lagunes Toral, secretario técnico de las RSP en la entidad veracruzana.

No es casual que este operador político del morenovallismo haya reaparecido en este proyecto partidista que es impulsado por la maestra Elba Esther Gordillo a través de su nieto René Fujiwara y su yerno Fernando González, pues recuérdese que el ex jefe político de Mario Rincón fue amadrinado en su momento por la ex lideresa nacional del SNTE, quien primero lo hizo diputado federal y luego, en 2010, gobernador de Puebla.

No es la primera vez que Rincón González viene a operar políticamente a Veracruz. Durante el sexenio del ex gobernador priista Javier Duarte fue enviado por Moreno Valle en elecciones constitucionales así como en un proceso interno para la renovación de la dirigencia estatal del PAN, lo que puso al descubierto una discreta y pragmática alianza entre ambos mandatarios que presuntamente motivó que Miguel Ángel Yunes Linares, aspirante de Acción Nacional a la gubernatura de 2016, le reclamara a su correligionario y lo delatara ante el CEN del blanquiazul.

Para el nuevo proyecto partidista de las RSP los estados de Veracruz y Puebla representan un relevante bastión electoral, pues en total suman 229 municipios con más de 12 millones de habitantes, el diez por ciento de la población nacional. Por eso el ex operador estrella de Moreno Valle está nuevamente aquí.