La reestructuración de la deuda que realizó el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, solo era viable para su bienio, pues la liquidez o recursos que liberó comenzaban a destinarse al pago de intereses a partir de este 2019.

Así lo señaló el secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco, explicando que el refinanciamiento que propone el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez generaría mayor liquidez por un período de al menos ocho años.

Abundó en que con las actuales condiciones a partir del año en curso y de 2020 la mayor parte del dinero se destinarán al pago de los 10 créditos a los que se comprometió la pasada administración, abarcando casi 38 mil millones de pesos de deuda a largo plazo, por lo que se puede considerar que la pasada reestructura solo se implementó para dicho bienio.

Igualmente Lima Franco subrayó que la deuda del Estado no se incrementará con el proceso de reestructuración que plantearon al Congreso local.

Mencionó que el monto adicional a los 41 mil 769 millones 280 mil 619.08 de deuda que se busca reestructurar, por 996 millones 848 mil 707.16 pesos, se trata de un Fondo de Garantía proyectado para que se abone al capital, de ahí que no puede considerarse dentro de la deuda a largo plazo.

“Por Ley de Disciplina Financiera nuestros fondos de garantía se pueden utilizar para dos cosas, para crear nuevos fondos de garantía y para pagar saldos, nosotros de estos créditos ya tenemos fondos de garantía aproximadamente mil millones de pesos. Si bien para crear nuevos fondos de garantía necesitamos una autorización, nosotros ya los tenemos”.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO