Rocío Nahle: Las heces fecales de la 4T. 

Contraesquina Política

Fernando Martínez Plascencia

 

Gonzalo Guízar: La seguridad se ha convertido en una de sus prioridades.

Felipe Rodríguez: Un regidor sin escrúpulos ni dignidad. 

Victoria Rasgado: No transparenta ni le rinde cuentas a nadie. 

 

 

Grave lo que sucede con José Luis Peña, esposo de Rocío Nahle, secretaría de energía de Andrés Manuel López Obrador, grave y delicado el tema que, corre como heces fecales, inundando y contaminando todos los pasillos de palacio nacional, donde despacha y vive el presidente y que escurre en todas las oficinas del gobierno federal 

 

 

Ésta complicidad, entre marido y mujer, que rebasa el conflicto de interés, se ha convertido en un claro caso de corrupción de un gobierno, que se proclama, todos los días en las mañaneras, que no son iguales a los gobiernos anteriores, en eso de la moralidad que dicen tener, y con la que, hasta el día de hoy, continúan engañando a más de 30 millones de ciudadanos que votaron por ellos.  

 

 

Tendrá sus excepciones, a lo mejor existen funcionarios que sí están comprometidos con la ideología del presidente, pero en el caso de Rocío Nahle y el marido, operando con una enorme red de empresas vinculadas entre sí, que están haciendo los grandes negocios en PEMEX, ni duda cabe, que el conflicto de interés que existe, les viene guango.  

 

 

Ya lo hemos dicho, una de esas empresas beneficiadas es la del empresario de Coatzacoalcos, Juan Carlos Fong, ésta se encargó de acondicionar la enorme extensión de hectáreas donde se construirá la refinería de Dos Bocas, Paraíso Tabasco, el capricho de Rocío Nahle al tabasqueño, la otra es la de su compadre Arturo Quintanilla Hayek, quien tiene “vara alta” para recibir los mejores contratos, vía adjudicación directa. 

 

 

Aquí, en ésta transformación de Cuarta no se hacen licitaciones abiertas, al menos no en las que participan los compadres y amigos de doña chío, para eso es el poder, atrás, muy atrás quedaron los señalamientos en contra de los gobiernos priistas corruptos, de los políticos que se transaban la lana, que se hacían millonarios con la obra pública, ahora se trata de agarrar lo más que se pueda, total, basta y sobra con que amlo diga que no son iguales a los de la Mafia del Poder, para que la gente les aplauda y les crea. 

 

 

Para colmo, doña chío, la “jefa política” también ha abandonado a Coatzacoalcos, esta ciudad le ha quedado demasiado chica, ser gobernadora ha quedado atrás, terminar la refinería en Dos Bocas, es la carta para que su proyecto se concrete y la lleve a palacio nacional, dicen por ahí que “los enanos crecen” doña Norma Rocío es el claro ejemplo. 

 

 

Este bastión político electoral, que primero la hizo diputada federal y luego senadora, y la catapultó al altiplano, donde se decide el destino del país, ya no le sirve, y ha dejado el control en manos de Mónica Robles, diputada local de MORENA, y de ella depende decidir con quién hacer la alianza que no permita la llegada de quien, como en el año 2000, le arrebató la presidencia municipal a la oposición, en manos de Armando Rotter Maldonado; Marcelo Montiel. 

 

 

Doña Mónica Robles tendrá en sus manos el rumbo de Coatzacoalcos y ya no puede seguir permitiéndose el lujo de que Víctor Carranza, alcalde de Coatzacoalcos, quien se ha caracterizado por su falta de capacidad y de oficio político, siga cometiendo tantas torpezas políticas, es el  momento en que debe llamarlo, limar asperezas con quien tenga que hacerlo, sacar cuentas del déficit político que han ocasionado sus malas decisiones, de sus enfrentamientos inútiles con el sindicato de empleados municipales y con otros actores políticos, porque esto, de continuar así, terminará con los sueños de MORENA de conservar la silla municipal. 

 

 

No es casualidad pues, dado el vacío de poder y de liderazgo de Carranza, se tenga que llegar a pensar en alguien más, ahí está Carlos Vasconcelos, que puede garantizar el triunfo electoral e impedir, ya sea como candidato de MORENA o independiente, la llegada de Marcelo Montiel,  

 

 

Mónica Robles mantiene “sólida amistad” con Juan Javier Gómez Cazarin, presidente de la junta de coordinación política del congreso local, y claro que esto le ayudará en mucho, pero si permanece o continúa indiferente ante los yerros de Víctor Carranza, el costo puede ser alto, ahí está, repito, el caso del gremio sindical de empleados municipales, son cientos de familias, y son miles de votos que pueden representar la diferencia entre ganar y perder. 

 

 

Gonzalo Guízar no descansa en la responsabilidad que trae a cuestas en el tema de seguridad, donde se ha coordinado eficazmente con el fiscal Jorge Winckler, para concientizar sobre el aspecto y rol que los ciudadanos deben tomar en la cultura de la denuncia. 

 

 

Esto significa que los alcaldes promuevan esta cultura y seguramente participando todos, se logrará, Nanchital fue sede de una reunión de seguridad, encabezada por el diputado local Gonzalo Guízar, quien, de la mano de la alcaldesa de dicho municipio, la doctora Zoila Balderas, ha dado muestras de su enorme interés y responsabilidad al motivar que su policía municipal se involucre totalmente, y que los ciudadanos comprendan que no están solos. 

 

 

La síndica del ayuntamiento de Coatzacoalcos, Yazmín Martínez Irigoyen, con la comisión de seguridad, es otra activa funcionaria que no descansa en este tema, y está convencida de que solo así, denunciando se encontrarán resultados en la lucha contra la delincuencia, estos personajes son activos políticos que buscan que en sus municipios se genere certidumbre para los inversionistas, y le apuestan a dar resultados a sus habitantes.  

 

 

Mucho cinismo y mucha desfachatez en el regidor Felipe de Jesús Rodríguez Gallegos en eso de oponerse al pago del quinquenio a los trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento, que llevó a la paralización de los servicios públicos, y es que resulta que este señor, es un verdadero sinvergüenza, porque es trabajador de base del sindicato de empleados municipales, que fue despedido por no respetar a sus superiores, y en lugar de ayudar a su sindicato, se les volteó, les dió la espalda.

 

 

Este regidor es el claro ejemplo de cómo el poder puede cambiar a las personas que no están preparadas y que únicamente llegan con el deseo de acumular riqueza al costo de lo que sea. 

 

 

Una total decepción para el pueblo de Coatzacoalcos que observa como este mezquino regidor, se ha vendido como judas, por unas cuantas monedas a Víctor Carranza, para aprobarle toda la pudrición de corrupción que existe al interior del ayuntamiento, y de paso, irse con todo en contra de su propio sindicato que le ha matado el hambre.  

 

 

 

En el caso del quinquenio, este sujeto, un traidor a su partido el PRI, se opuso rotundamente a que se pagará dicha prestación, pero resulta que este individuo, cuando fue despedido en el gobierno del corrupto Marcos Theurel, demandó en el expediente 644/2012, con total cinismo, su reinstalación y el pago de dicho quinquenio, y otras prestaciones. 

 

 

Pero ahí no termina el asunto, resulta que este sinvergüenza, en el paro de labores llevado a cabo por los trabajadores, este ambicioso sin escrúpulos, sin dignidad, utilizó, en un claro conflicto de interés a su ex pareja sentimental, Esther Acosta, trabajadora de base, para tratar de desestabilizar y derrocar a la actual dirigencia sindical, buscando con esto convertirse en el poder tras el trono. 

 

 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar