El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Xalapa, Octavio Jiménez Silva, refirió que la salida del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, fue un “golpe fuerte” para el sector empresarial.

Sostuvo que ese hecho fue una sorpresa para los empresarios y dijo confiar en que las cosas se reacomoden y no se afecte a la iniciativa privada.

“Ayer se incrementó el dólar y eso no da de momento muy buenas expectativas pero aquí debemos sumar todos y trabajar”, dijo.

Aunque no es la primera renuncia en siete meses, consideró que es poco tiempo para señalar que existe una desestabilización del gobierno.

“Debemos esperar a ver cómo se dan las cosas, sería una irresponsabilidad decir si va a ser bien o mal, lo que sí es que para nosotros fue un shock porque no esperábamos que fuera a renunciar y esperamos que no perjudique totalmente al sector empresarial”, añadió.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO