Ante el abandono en que se encuentran muchos inmuebles en la ciudad de Veracruz, se buscará conformar un inventario sobre su estado, con miras a instrumentar su dignificación, informó Pedro Fernández Martínez, vicepresidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios.

Al lamentar que el miércoles 10 de julio se haya desplomado el techo de una vivienda antigua en el centro histórico de la ciudad, destacó que muchas personas se desentienden de sus propiedades en esa zona porque tienen la idea errónea -según él- de que todas las construcciones comprendidas dentro del área decretada como zona de monumentos históricos en el año 2004 por el gobierno federal están protegidas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Recordó que dentro del casco antiguo de la ciudad hay muchos inmuebles contemporáneos, es decir que no los levantaron durante la Colonia Española, sino en la era moderna.

Llamó a la responsabilidad social de los dueños, pues resaltó que hoy en día, con los inmuebles abandonados se ha traspasado la barrera de la seguridad y representan un peligro para los transeúntes y para sus propios habitantes, quienes podrían quedar sepultados bajo sus escombros ante un derrumbe.

Lamentó que no exista un reglamento municipal que sancione esa situación negligente y propuso que en redes sociales se señale todo caso detectado, que esto se vuelva una responsabilidad de la sociedad.

Incluso se pronunció por llevar una iniciativa a la Legislatura Local para que se genere un reglamento al respecto.

Admitió no tener claro si el decreto presidencial de zona de monumentos (de centro histórico) es suficiente para ejercer acciones legales contra quienes dejan que se pierda ese patrimonio.

Anunció que él buscará elaborar un censo conjuntamente con el ayuntamiento de Veracruz para señalizar los inmuebles históricos deteriorados y abandonados por sus propietarios.

En su opinión, la clave para revertir esa situación es hacer coyuntura con las nuevas generaciones y fomentar un sentido de pertenencia hacia su ciudad.

“Quien no conoce su pasado está condenado a repetirlo. Yo me he avocado y propongo crear un programa de dignificación de fachadas”, expresó Fernández Martínez.

Remarcó que en esa tarea se debe involucrar a toda la sociedad, incluso quienes no tienen propiedades dentro de la demarcación de centro histórico, porque la ciudad de Veracruz es un puerto fundamental en la historia de México y es un puerto híbrido en el que no sólo han dejado huella los mexicanos, sino las inmigraciones española, libanesa y muchas más.

Hizo hincapié en que no se puede dejar morir al centro histórico de Veracruz porque no es un patrimonio exclusivo de los veracruzanos, sino de todos los mexicanos.

HeladioCastro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO