Durante el año 2017, la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) no ingresó los recursos de las concesiones escolares a la Tesorería del Estado, tal como lo dispone la ley, de ahí que será la Contraloría General del Estado la que determine las sanciones a aplicar.

Lo anterior lo señaló el auditor general del Órgano de Fiscalización Superior, Antonio Portilla Vásquez.

Expuso que el dinero se aplicó de manera discrecional, lo que quedó plasmado en el informe de la auditoría que le ordenó el Congreso local al ORFIS sobre los recursos propios de la dependencia.

Reiteró que ahora corresponde a la Contraloría General del Estado determinar las responsabilidades y el tipo de sanción o acción legal que habrá de aplicar.

De acuerdo con el trabajo del Orfis se pudo detectar que la primera irregularidad en la Secretaría de Educación de Veracruz, es que los ingresos por el pago de los servicios escolares en secundarias y preparatorias, así como de las cooperativas escolares, no los depositaron en la Tesorería del Estado, sino que los registraron como ingresos propios.

Debido a que no es claro en alguna normatividad la forma de aplicación de esos recursos, las autoridades del pasado gobierno aplicaron con discrecionalidad dichos montos e incluso se pagaron gratificaciones entre el personal de la SEV, en lugar de ser aplicados en mejoras o beneficios de las escuelas.

Portilla Vásquez refirió que es la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) la que debía de captar y distribuir los recursos recabados por las llamadas tiendas escolares y no así la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), como se hizo en 2017.

“No se decía cómo hacerlo, y lo que estamos sugiriendo al Congreso del Estado, a través de la Comisión de Vigilancia es que la Sefiplan, la Contraloría y la SEV intervengan de tal forma que los ingresos se transparenten”.

Cuestionando sobre la posibilidad de que se presenten denuncias por este tema, Portillas Vásquez sostuvo que dependerá de la Contraloría General del Estado, ya que se tratan de observaciones de control interno.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO