Ante la falta de un arreglo con las autoridades para su recontratación, médicos y enfermeras que fueron despedidos con el cierre de las unidades médicas de IMSS Prospera iniciaron el proceso para interponer demandas ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA).

Heriberto Rosete Martínez, secretario general de Sindicato Nacional Libre de Médicos, mencionó que se reunieron con su asesor jurídico para ver este tema y ante la falta de respuesta por parte de la institución decidieron interponer demandas laborales ante la autoridad correspondiente.

Comentó que esos recursos se interpondrán en el puerto de Veracruz, Xalapa y Orizaba.

Recordó que son alrededor de 300 médicos y enfermeras que estaban en las unidades médicas urbanas para atender a la población de IMSS Prospera y que el pasado primero de julio ya no les renovaron su contrato como se venía haciendo de manera mensual.

Rosete Martínez lamentó que en esta administración no se estén haciendo las cosas bien, pues es injusto que se deje sin empleo a la gente que más ha trabajado y que por años no ha gozado de prestaciones ni de certeza laboral, cuando en su momento en campaña lo que les ofrecieron fue basificarlo y ahora ni un sustento para su familia tienen.

Además de la indefensión en que se quedan sus familias, abundó, también está la gente que se queda sin esa atención, que son personas con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas y niños a los que se atendía.

Reconoció que tras no renovarles el contrato se estuvo mencionando que los iban a recontratar para el programa Bienestar, lo cual consideraron factible pues les hace falta personal; sin embargo, a la fecha no se sabe nada y no quisieron dejar pasar el tiempo, para que no se les pasara el plazo para interponer sus demandas laborales.

Orizaba- 2019-07-0717:15:35- Nora Gabriela Lira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO