Veracruz, en contigencia ambiental; urgen clausurar basurero, afirman

El Ayuntamiento de Veracruz deberá eliminar el relleno sanitario de la zona Norte y habilitar uno nuevo, que cumpla la normatividad en la materia, porque los lixiviados del actual contaminan al subsuelo e incluso al mar y es una situación de contingencia ambiental.

 

El procurador estatal de Medio Ambiente, Sergio Rodríguez Cortés, aseveró lo anterior y resaltó que la administración de Fernando Yunes Márquez tiene una opción en El Guayabo, municipio de Medellín, que dispone de espacio para recibir los desechos de la ciudad de Veracruz.

 

Dijo que el tiradero a cielo abierto de este municipio está en funciones desde hace varias comunas y casi dos décadas, con el inconveniente de una geomembrana que desde hace tiempo dejó de ser útil y deja pasar los lixiviados al subsuelo, causando una contaminación brutal.

 

“Desde la época de Julen Rementería se planeó -debido a que ya no reunía las condiciones para cuidar el medio ambiente -la construcción de un nuevo relleno sanitario, proyecto que fue parado y hasta la fecha no se ha construido un nuevo sitio.

 

“Eso ha permitido que toda la basura que genera Veracruz junto con todas las empresas no tenga el menor cuidado medioambiental y sea un foco de infección, una verdadera alerta al medio ambiente en su sistema interdunario, en la playa, en el aire, la contaminación es latente”, alertó Rodríguez Cortés.

 

Afirmó que de nada sirve pagarle a la empresa Veolia si ésta no realiza trabajos medioambientales, y se podría tener buenos servicios en El Guayabo, donde se depositan los desechos sólidos de Medellín y Boca del Río.

 

“La empresa que recibe altas cantidades de dinero no realiza los trabajos de tratamiento adecuado y disposición final del relleno sanitario. Se le paga textualmente por funciones de valet parking: un valet parking recibe el vehículo y lo acomoda. El contrato de concesión que firma Julen Rementería con la empresa la faculta únicamente para recibir y acomodar, dándole a esta cláusula un derecho para contaminar tremendamente.

 

“La empresa no se ha hecho responsable del tratamiento de los residuos y con esa cláusula piensa que puede estar contaminando los ríos, las lagunas, el mar, el aire y el medio ambiente de los veracruzanos y veracruzanas”, expresó el funcionario estatal.

 

Cerrar, no hay alternativa

 

Confirmó que la Procuraduría de Medio Ambiente realiza tareas administrativas para actuar en el caso del ayuntamiento de Veracruz y recabó información histórica de los convenios y contratos, el comodato del sitio, temas administrativos y económicos; y las consideraciones que se debería tener a una ciudad como Veracruz.

 

Remarcó que la PMA no tiene cómo ayudar al ayuntamiento de Veracruz mientras no clausure para siempre el tiradero de basura ubicado por la autopista a Cardel y dijo que se trabajará para que la autoridad del municipio camine en la misma ruta que la PMA, porque no hay alternativa.

 

“Nosotros hemos mandado mensajes en diferentes ocasiones, tratando de que el municipio atienda esta situación. Voy a dictar un acuerdo en próximos días dentro del expediente que está aperturado y que marca 2 incidentes muy graves.

 

Incendios constantes

 

“Uno es el hallazgo de los restos de un cuerpo humano a inicios de año, se nos notificó de restos humanos en una zona aledaña al predio, en un terreno en donde a ellos -ayuntamiento- les gustaría hacer la ampliación del sitio; tuvimos que ir a darle una vuelta al sitio de cómo prevalece, en qué condiciones trabaja.

 

Y la segunda fue un incendio que le cobró la vida incluso a un bombero”, dijo el funcionario estatal.

 

Anunció que se tendrá que citar al presidente municipal para que acuda y diga qué piensa con respecto al mal tratamiento que se da a los residuos sólidos urbanos en Veracruz, pues remarcó que al haberse agotado la vida útil la geomembrana, los lixiviados pasan directamente al subsuelo y lo contaminan.

 

Contaminación directa al mar

 

Según Rodríguez Cortés, fotografías en poder de la PMA exhiben cómo los lixiviados escurren de manera natural a terrenos aledaños al sitio, directamente al mar, con base en imágenes tomadas por vía satelital.

 

El primer acuerdo al que se deberá llegar con la autoridad municipal de Veracruz es cómo efectuar la remediación del terreno, pues con los años se acumularon ahí casi 3 millones de toneladas de residuos contaminantes que dañarán al predio mientras no se vaya la fu enteemisora: los seres humanos y sus actividades cotidianas.

 

El procurador estatal de Medio Ambiente destacó que nadie deberá politizar el tema ni darle sesgos partidistas, y para evitar cualquier partidización del tema destacó que en el primer gobierno estatal surgido del PAN ya se hablaba de la contaminación en el tiradero municipal de Veracruz.

 

“En la época de Miguel Ángel Yunes hubo un dictamen técnico de la Secretaría de Medio Ambiente, en donde hablaba de que el dictamen marcaba este sitio en contingencia ambiental: tenía que clausurarse. El mismo dictamen da las medidas técnicas necesarias que se debe implementar para cerrarlo y que ya nunca más reciba basura.

 

Mala imagen para los inversionistas

 

“Es verdaderamente un foco de infección, un polvorín. No creo que sea buena imagen para la gente que hoy viene a invertir: los chinos, los alemanes, los japoneses, y es totalmente discordante un nuevo puerto con el viejo basurero que contamina esa zona”, subrayó Rodríguez Cortés.

 

El titular de la PMA recordó que en el estado de Veracruz operan unos 234 tiraderos a cielo abierto, y esa Procuraduría ya ha clausurado entre 36 y 37 porque los operadores sólo hacían negocio pero no les importaba la protección ecológica.

 

Admitió que sí hay ejemplos de responsabilidad en la forma de deshacerse de los residuos sólidos, en el tiradero de El Guayabo en Medellín; el de Los Colorines, del municipio de Nogales en la zona de Altas Montañas; y el de Tuxpan.

 

 

 

 

 

HeladioCastro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar