Por si acaso

Por: Carlos Jesús Rodríguez

*A 33.7% cae aceptación de Cuit; manda Eric
*Usan aeronaves oficiales y mienten a AMLO

NO ES fortuito que el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez forme parte de los mandatarios Estatales peor evaluados por la organización “México Elige” –según la encuesta publicada este lunes-, con 33.7 por ciento de aprobación por parte de los veracruzanos, cuando funcionarios de su gabinete hacen lo que les viene en gana, contrariando las disposiciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador y su decálogo que instruye: no mentir, no robar y no traicionar. Pero en Veracruz se ha hecho lo contrario, comenzando por el titular del Ejecutivo que se sigue burlando de su homólogo Federal al mantener contra viento y marea en el poder a su “primito”, Eleazar Guerrero Pérez –orgullo de su nepotismo- como subsecretario de administración y finanzas de Sefiplan, lo que ha motivado que a la morralla, también, le valgan los dichos de AMLO que busca poner ejemplos viajando en aviones comerciales, mientras que en la Entidad los helicópteros que fueron incautados a la Fiscalía General del Estado son usados por “servidores públicos” consentidos para desplazarse a eventos turísticos o asistir a la playa en plan de multimillonarios, desafiando a un pueblo que confió en la palabra presidencial de Andrés Manuel López Obrador, y el caso más reciente corresponde a Magnolia Moreno Hernández -la favorita del Secretario de Gobierno, Erick Patrocinio Cisneros Burgos-, quien se desempeña como jefa de recursos financieros en la Secretaría de Gobierno y, en ese tenor goza de beneficios que pocos tienen y que no deberían dispensarse a nadie en esta cuarta transformación si se siguiera al pie de la letra los ordenamientos de López Obrador a quien, por lo visto, en Veracruz toman a chunga.

Y ES que la guapa señora, cual estrella de Hollywood, llegó a la primera edición del “Costa Esmeralda Fest 2019” en un helicóptero oficial –con escudo de Veracruz-, y todavía tuvo la desfachatez de posar para la foto muy sensual bajando de la aeronave, retando a AMLO que suele comentar que los veracruzanos debemos sentirnos bendecidos por tener a un Gobernador honesto, honesto, honesto; buena gente y trabajador, aunque le ha faltado decir que manipulable, pues hasta donde se observa, quienes realmente mandan son el Secretario de Gobierno, Erick Patrocinio Cisneros Burgos y su primo hermano (de Cuitláhuac), Eleazar Guerrero Pérez, el primero azuzado por los corifeos de que el Gobernador no aguantará dos años y, por lo tanto, el bajacaliforniano terminará el periodo, y el segundo aliado con este, sabedor de que con Patrocinio no habrá nepotismo, pues con ese sí, ni parientes son.

LO CURIOSO, y no extraña por supuesto ya que se trata de otra de sus “cortinas de humo” para desviar la atención hacia un tema muy manoseado y trillado, es que minutos después de trascender el viaje de su cercanísima colaboradora en un helicóptero oficial en plan de descanso, y de la baja calificación de Cuitláhuac, Patrocinio buscó la manera de que los medios de comunicación lo entrevistaran para anunciar que la próxima semana el Gobierno del Estado interpondrá una denuncia en la Fiscalía General de la República (¿otra más?) en contra del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares y el actual Fiscal General del Estado (FGE), Jorge Winckler Ortiz debido a que, presuntamente, extorsionaron a exfuncionarios duartistas a quienes solicitaron bienes a cambio de encubrirlos (vaya, ahora hasta defensores de Duarte salieron estos). Y uno se pregunta: ¿Por qué hasta la próxima semana; porque no ahora si es que tienen pruebas de sus dichos; para que esperar tanto tiempo?, y como para llamar más la atención promete –como aquella vibración de Miguel Ángel Yunes que nunca se conoció- que: “se van a sorprender con los nombres de todos los involucrados, y los tenemos plenamente identificados, por eso los vamos a denunciar en la Fiscalía General de la República, porque aquí el Fiscal no tiene competencia para investigarse a sí mismo”, y acto seguido denuncio que la devolución de bienes por parte de funcionarios del gobierno de Javier Duarte fue una mera simulación, y únicamente sirvió para encubrir los desvíos de recursos.

LO QUE sorprende es que el señor Patrocinio nada dijo de su suertuda colaboradora que viaja como las estrellas, como tampoco nada habló de investigar a la diputada morenista, Rosalinda Galindo, quien fiel a la mística del afamado César “El Tlacuache” Garizurieta de que: “Vivir fuera del presupuesto es vivir en el error”, ha metido a trabajar a casi toda su parentela en el Gobierno del Estado con sueldos que ya quisiera Obama, y entre ellos se encuentran sus tres hermanos, sus dos hijas, su esposo, un cuñado y hasta un cuñado de su hermano. Por lo pronto, su hermano Rafael Rigoberto Galindo Silva es Director General de Fiscalización a Fondos Federales de la Contraloría General del Estado percibiendo un sueldo de 44 mil 803 pesos con 58 centavos. Su otro hermano Héctor Santiago Galindo Silva funge como Ejecutivo de Proyectos de Productividad de la Dirección General de Previsión Social de la Secretaría del Trabajo y gana un salario de 31 mil 805 pesos con 52 centavos. Su hermana Esperanza Galindo Silva es Jefa del Departamento de Cultura de RTV y obtiene 21 mil 15 pesos con 20 centavos. Su hija Katia Alejandra Alvarado Galindo trabaja en la Secretaría de Turismo en el departamento Administrativo Especializado de la Dirección General de Desarrollo de Productos Turísticos, con un sueldo de 15 mil 133 pesos con 2 centavos. Su amantísimo esposo Juan de Dios Alvarado García, es regidor quinto del ayuntamiento de Xalapa y se echa a la bolsa la nada despreciable cantidad de 64 mil 989 pesos con 88 centavos, y por si no fuera suficiente tiene a uno de sus cuñados trabajando en la Legislatura como “Asistente Legislativo” ganando 15 mil pesos. Nadie escapa a la protección de esta noble mujer que no ha hecho maldita la cosa por su distrito, que por cierto es Xalapa, pero que hace caravana con sombrero ajeno, o mejor dicho, dispone del erario para que se beneficien sus parientes. Otra de sus hijas, Nadia Isabel Alvarado Galindo, trabaja en la Secretaría de Turismo, y tan grande es la nobleza de doña Rosalina que hasta el cuñado de uno de sus hermanos llamado José de la Cruz se beneficia de su bonhomía con un puesto en Invivienda. Ejemplo más descarado de nepotismo, imposible.

EN FIN, los de la Cuarta Transformación siguen confundiendo la gimnasia con la magnesia, y en ese sentido engañan a López Obrador como a un Chino, diciéndole que aquí todo marcha de maravilla, se sigue al pie de la letra su instrucción de cero nepotismo y corrupción; se bajan los índices de inseguridad y violencia y a los empresarios se les ha apoyado tanto que el turismo ha repuntado 331 por ciento, aunque seguramente la secretaria de turismo se confundió con los migrantes que viajan en el lomo de la bestia o hacinados en tráiler confundiéndolos con potentados que vienen a derramar aquí sus capitales. Dicen que en realidad los ciegos son aquellos que se niegan a ver, y en Veracruz hay muchos invidentes que, por otra parte, pecan de cínicos. Así de simple. OPINA carjesus30@nullhotmail.com