La nueva terminal marítima de Veracruz no podrá ser el basurero de las empresas que operarán en su interior, y éstas deberán deshacerse de sus desechos, advirtió Sergio Rodríguez Cortés, procurador estatal de Medio Ambiente.

 

Dijo que cada concesionario deberá implementar sus procesos para eliminar y sacar de ahí todos sus residuos, porque está descartada por completo la posibilidad de guardarlos en el subsuelo o cualquier otro punto del nuevo recinto portuario, pues eso ameritaría sanciones.

 

Aclaró que aun cuando se trate de una zona federal, la autoridad estatal sí tiene atribuciones para intervenir, toda vez que cualquier cosa que se haga y afecte a los veracruzanos le compete en ese caso a la Procuraduría de Medio Ambiente del Estado.

 

“Todas las empresas de la Administración Portuaria Integral de Veracruz, si piensan depositar sus residuos en ese lugar, van a tener una clausura de parte de la Procuraduría Estatal de Medio Ambiente. Nosotros estamos facultados para revisar que la disposición final de los residuos sea en lugares adecuados, y Veracruz no es un lugar adecuado”, puntualizó Rodríguez Cortés.

 

Cabe recordar que la nueva terminal marítima de Veracruz o nuevo recinto portuario se construyó sobre terrenos ganados al mar durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

 

El titular de la PMA dijo que por las características del suelo en cada zona no es factible hacer un hoyo para depósito subterráneo y enterrar los desechos industriales ni de otra índole y tampoco, pretender que se los lleve el camión de la basura dependiente de la Limpia Pública Municipal.

 

Hizo hincapié en que no se debe permitir la contaminación del subsuelo ni de los mantos freáticos, y tampoco las aguas tanto en cuerpos acuáticos interiores como en ríos y el mar.

 

HeladioCastro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO