Más de 500 familias viven en asentamientos humanos irregulares considerados como zonas de alto riesgo por la presencia de arroyos o tuberías de Petróleos Mexicanos (Pemex), indicó el subsecretario de Desarrollo Regional del Gobierno del Estado, Rolando Ramírez Sánchez.

Por lo menos son diez sectores poblacionales donde los vecinos están expuestos a sufrir algún tipo de accidente, ya que sus viviendas fueron construidas en los márgenes del río Cazones y arroyos que cruzan la ciudad por los deslaves de tierra o por presencia de ductos de Pemex.

“Son zonas que pudiera ocasionar una desgracia para todas esas familias en dado caso de que ocurriera un accidente”, refirió el funcionario.

También existen otros 20 núcleos habitacionales ilegales donde los ciudadanos carecen de certeza jurídica de los predios, viven sin servicios públicos y en completa marginación.

Rolando Ramírez afirmó que la creación del programa de desarrollo urbano municipal permitirá al ayuntamiento ejercer un verdadero reordenamiento territorial en todo Poza Rica, entre ellos los asentamientos irregulares, para que las familias obtengan las escrituras de sus lotes, y que la Iniciativa Privada tenga la certeza de que sus inversiones estén seguras en la ciudad.

Además de que favorecerá al municipio al tener reservas de áreas verdes, reguladas ante Patrimonio del Estado, y evitar el uso de zonas protegidas o que se ubiquen en zonas de altos riesgo, además de permitir al gobierno local gestionar recursos financieros de la zona metropolitana.

El evento de la presentación del programa de desarrollo urbano municipal fue realizado con la presencia de la directora de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Elda Sánchez Manzano; subdirector normativo de la Dirección General de Desarrollo Urbano, Juan Carlos Flores Andrade, la diputada federal, Raquel Bonilla Herrera, el alcalde Francisco Javier Velázquez Vallejo, entre otros.

José Martín/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO