El periódico El Universal dio a conocer que el retraso de 15 días para la administración de las hemodiálisis sí tiene su origen en “cuestiones administrativas”, como señalara el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor. Y es que la empresa con los aparatos de diálisis que habría de sustituir a la que estaba aplicándolas, tardó más de 15 días en instalarlos. De acuerdo con la nota de El Universal, la empresa Reactivos y Químicos SA de CV se ofreció para seguir aplicando las diálisis en lo que la otra empresa se instalaba, todo con el fin de “salvaguardar la integridad de los pacientes”.

En un comunicado, la empresa que se estaba retirando dijo que buscaba seguir dando el servicio “procurando la integridad de los pacientes con insuficiencia renal crónica en etapa avanzada quienes requieren dicho servicio como soporte de vida”. 

Reactivos y Químicos SA de CV pudo haber seguido dando el servicio y con ello no se pondría en peligro la salud de los pacientes. Pero el propio gobierno los urgió a retirarse. El caso es que la nueva empresa, la que pactó con la gente de Ramos Alor, Gifyt SA de CV, a la que le otorgaron un contrato por 90 millones de pesos no se instaló a tiempo y por ello se dejaron de dar las hemodiálisis por más de 15 días. 

 

LBP Noticias