Los municipios de Acayucan y Sayula de Alemán, aparecen en la lista de los primeros cien municipios donde la violencia hacia la mujer se ha traducido en casos de posibles feminicidios.

 

El municipio acayuqueño ocupa en el ranking nacional, el lugar número 41 con tres casos en tanto que el municipio sayuleño, en el sitio número 82 con dos homicidios considerados de género.

 

De acuerdo con el reporte que reúne la información sobre la violencia contra las mujeres, basada sobre la incidencia delictiva y llamadas de emergencia )11, formulada por el centro nacional  de información del secretariado ejecutivo del sistema nacional de seguridad pública;  hasta el 30 de junio pasado, el Estado de Veracruz ocupa el primer lugar en casos de posibles feminicidios.

 

De acuerdo con reportes periodísticos, se sabe que en Acayucan no se han cometido tres casos si no dos, de los cuales solo uno encajaría dentro de la tipificación para que se considerada como un crimen de género.

 

Los homicidios de mujeres ocurridos en el municipio de Acayucan serían, la de Xajily del Carmen Barreto Blanco de 27 años que fue victimada el 9 de junio en una albercada que se daba a orillas del libramiento de la carretera Transistmica y Cinthia Elizabeth Granados de la Paz de 29 años de edad, que fuera asesinada por su esposo, aun prófugo de la justicia, el 11 de junio en la calle Narcizo Mendoza entre las calles Arroyo y Justo Sierra.

 

El 11 de abril en Sayula de Alemán, en un restaurante que estaba en la carretera federal 145 Sayula-Ciudad Alemán, fue asesinada Erika Platas Hernández de 42 años de edad, al ser víctima de un ataque donde resultaron heridos su hijo menor de edad y su esposo.

 

El 16 de junio en la misma cabecera municipal, fue asesinada Santa Eugenio Marcelino de 40 años de edad, en la calle calle Juan de la Barrera, junto a quien se dijo, era su pareja sentimental, los cuales fueron atacados a balazos.

 

De estos cuatro casos, considerados por el sistema nacional de seguridad pública como posibles feminicidios, solo el de Cinthia Elizabeth Granados de la Paz, registrado en Acayucan el 11 de junio pudiera considerarse como tal, ya que se reúnen los requisitos establecidos en el Código penal. Esta legislación considera que se debe clasificar en ese delitos los casos donde,  “la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo; a la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia; existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima; haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza; existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima y la víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida o que el cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.”

 

Staff Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO