El regreso de Guillermo Ochoa al América, tras ocho años de ausencia, provocó una emotiva y gran movilización por parte de la afición americanista, la cual se presentó en gran cantidad en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. La tarde del martes, personal del aeropuerto y diversas autoridades calificaron, de “locura” las escenas vividas en el lugar, donde se dieron cita cerca de 500 personas. Reporteros de programas deportivos mencionan: “Elementos de seguridad esperaban poder controlar a los cientos de aficionados presentes que llevaban horas esperando y entonando el ya famoso: “Olé, olé, olé, olé… Memo, Memo”. Pero obviamente no pudieron controlar el tumulto.

La llegada de uno de los últimos ídolos del futbol mexicano superó la que se vivió hace año y medio con el francés Jeremy Ménez, quien fue recibido por 300 integrantes de la porra azulcrema que en ese entonces dio la bienvenida al fichaje más importante en enero de 2018. Esta vez, alrededor de 500 personas se dieron cita para ver por primera vez al oriundo de Guadalajara. En la terminal número dos, estuvieron familias, niños y también uno que otro integrante de los grupos de animación del club, los cuales buscaron que el cancerbero pasara a través de un pasillo armado con dos pancartas gigantes.

La afición americanista mostró su cariño a Memo Ochoa de forma emotiva y a la vez tranquila, ya que no hicieron cosas indebidas y todo salió muy bien. Vale mencionar que Memo Ochoa, en las últimas temporadas en Europa no tuvo participaciones destacables, pero aún así, el cariño de los mexicanos se volcó sobre él.

LBP Noticias