Las dependencias federales se vieron sujetas a recortes presupuestales como parte de las políticas del Gobierno Federal, en el caso del Instituto Nacional de Investigación Forestales Agrícolas y Pecuarias se cuenta con financiamiento de gobiernos estatales, municipales y organizaciones de productores para mantener el trabajo de experimentación.
Francisco Ugalde Acosta, investigador del Inifap Campo Experimental Cotaxtla, mencionó que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología también aporta para el trabajo de desarrollo tecnológico de tal forma que no ha habido afectaciones.
“De alguna manera se ha ido reduciendo el presupuesto pero hay que optimizar las acciones porque no podemos dar marcha atrás. Tenemos cerca de 65 años de hacer investigación en muchos cultivos y mantenemos como en el caso del frijol la hegemonía tecnológica”.
Confío que la zona sur -sureste de México sea impulsado con créditos a productores para mejorar la producción y a la vez que se trabaje en la tecnificación del campo para incrementar los rendimientos.
Explicó que en el caso del frijol el componente tecnológico que genera cambios es la semilla y para ello se debe apostar a dicha producción ya que a nivel nacional sólo se usa el 3 por ciento de semilla mejorada, esto es 1.2 millones de hectáreas.
“De alguna manera los productores logran obtener las semillas a través del intercambio de sus cosechas pero no significa que con la semilla mejorada no puedan obtener más rendimientos. En la zona centro de Veracruz, por ejemplo, con las variedades se ha logrado cien por ciento más de rendimientos. En la zona cuenca y la de Los Tuxtla cerca de 150 por ciento más de rendimiento y en las templadas 200 por ciento más”.
Recordó que el método científico permite acumular información y tan solo en la zona 5 mil usuarios se han visto beneficiados con mayores rendimientos gracias a la investigación.

 

Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO