Si será o no el elegido por los diputados como nuevo titular del Orfis aún no lo sabemos, pero sin duda frente a una muy nutrida concurrencia al Foro público que es Otero Ciudadano (que bien y dignamente lidera Leonor de la Miyar), el contador Arturo Rivera mostró credenciales suficientes para convertirse en sucesor de Lorenzo Portilla; fue buena, clara y transparente su exposición, exhibió una visión muy clara del Orfis y de la función inherente a todo órgano fiscalizador, está consciente que la titularidad de un ente de esa naturaleza concita fobias y se camina en el filo de la navaja, entre el crédito y la desconfianza, pues visto está que un auditor difícilmente será bien visto por el auditado. Ya está en el ruedo Arturo Rivera, compite con otros aspirantes al mismo cargo, Portilla incluido. La decisión será de los diputados… y de alguien más.