Este lunes la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) protegió el derecho de niñas y mujeres víctimas de violación a acceder a la interrupción legal del embarazo, pues insisten en que pueden solicitarla en cualquier institución de salud sin necesidad de presentar una denuncia.

En sesión de su Tribunal Pleno, los magistrados desecharon dos proyectos que proponían invalidar la modificación a la Norma, los cuales fueron promovidos por las Legislaturas de Baja Californa y Aguas Calientes.

De esta manera se declaró constitucional la modificación, que quedó como NOM-046-SSA2-2005, rechazando que se haya violado la Ley de Normalización y Metrología, uno de los argumentos de las legislaturas locales.

Dicha norma establece que basta con que las víctimas manifiesten bajo protesta de decir verdad verbalmente o por escrito que fueron agredidas sexualmente para que se les practique el aborto en cualquier institución de salud pública.

Lo anterior sin necesidad de presentar una denuncia previamente u obtener autorización judicial, algo que es catalogado como violencia de género por grupos feministas del país.

En el caso de niñas menores de 12 años, la solicitud se realizará por conducto de su padre y / o madre, o a falta de estos, de su tutor.

La SCJN determinó que el personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo no estará obligado a verificar el dicho de la solicitante.

Finalmente se determinó que los asuntos serán returnados a un Ministro de la mayoría, para que presente un nuevo proyecto en el que se analicen otros argumentos planteados en contra de esta disposición general.

Xalapa- 2019-08-0518:16:47- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO