Vendedores que trabajan en playas de Boca del Río demandan que autoridades federales y locales les permitan ampliar sus giros para dar un mejor servicio y no verse aventajados por algunos comerciantes “fifís” que también llegan ahí pero en otras circunstancias.
Jorge Agustín González Juárez, quien dijo llevar años trabajando en la zona costera boqueña, informó que al menos unas 160 personas tienen el mismo sentir.
Dijo que suelen vender en playas como La Bamba, Tortuga, Pelícano, Mocambo, Santa Ana y la de un conocido hotel de cadena internacional.
Mencionó que todos ellos llevan años trabajando con permisos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a través de la Zona Federal Marítima y Terrestre, pero son temporales y deben renovarlas cada año, además de que no les permiten crecer.
“No nos permiten pensar en un puesto más grande, construir. En las playas no hay baños, si te estás haciendo del baño, imagínate, o sales del mar lleno de sal y no hay donde bañarte”, adujo.
Según él, no es una prioridad hacer construcciones, pero sí requieren que se les permita ofrecer mejor servicio a los turistas.
Mencionó que con el apoyo del senador veracruzano Ernesto Pérez Astorga se busca gestoría ante el gobierno federal, y esperan una respuesta positiva.
Jorge Agustín González dijo que su planteamiento no implica privilegios, pero destacó que hay otros vendedores en otras circunstancias.
“Volovaneros, palaperos y otros somos tan empresarios y tenemos tanto derecho como los que se colocan en las tardes en la Plaza de los Valores.
“Te das la vuelta en la Plaza de los Valores y ves llegar a un esquitero con una camioneta del año. Son esquiteros fresas, fifís; verás el tipo de comercio fifí que se lleva ahí”, señaló González.

 

HeladioCastro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO