Mike Tyson siempre estuvo en el ojo del huracán. Primero se decía que el pugilista subía al ring bajo los efectos de las drogas; a pesar de que en su momento lo negó, incluso cuando salió su autobiografía. En una entrevista para el programa Ahora o nunca el ex campeón del mundo se refirió al caso del basquetbolista que resultó “embarazado” por usar la orina de su esposa en el examen anti-doping.

Al hablar del caso del basquetbolista, el ex boxeador confesó su pecado. Tyson después de tantos años reconoció haber hecho trampa para que en sus exámenes clínicos saliera limpio y sin rastros de ninguna droga. Y cuando le preguntaron cómo se zafaba del doctor que está encima del examen, Tyson tiró una bomba: “Es que tienes el ‘whizzinator”, el pene falso”.

Tyson explicó que “la mayoría de los hombres, aunque seas gay, se sienten incómodos cuando les muestras el pene. Así que les mostraba el pene y ellos se volteaban haciendo gesto de no querer mirar, me lo sacaba con la mano y me decían que lo hiciera yo solo”.

¡Vaya bombazo con la confesión del ex boxeador y campeón mundial de box! Claro, lo único que faltaba era que él confesara con sus propias palabras sus trampas y sus excesos, porque el resto del mundo ya lo sabía.

LBP Noticias