En ocho meses han ocurrido cuatro muertes maternas en el Hospital Regional de Poza Rica.
Durante una reunión regional de la red de municipios por la salud realizada el pasado 9 de agosto en Coatzintla, el subdirector del nosocomio, Ricardo Rocha Cuervo reveló el fallecimiento de cuatro mujeres ocurridas en lo que va de este 2019.
En ese sentido, sostuvo que los decesos ocurrieron porque las embarazadas no llevaron un control y monitoreo adecuada del proceso de gestación, situación que generó complicaciones durante el parto.
En el transcurso del año el Hospital Regional de Poza Rica ha atendido un total de cuatro mil partos de mujeres provenientes de distintos municipios del norte de Veracruz.
Mientras, en 2018 la Secretaría de Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) brindaron más de 11 mil atenciones obstétricas, de los cuales más de seis mil correspondieron a la Secretaría de Salud, donde cuatro mil fueron a través de este centro hospitalario.
El funcionario recordó que en años pasados las estadísticas de muertes maternas se mantenían entre 20 y 25 víctimas, por lo que mencionó que los cambios internos y el mejoramiento de las instalaciones sirvieron para garantizar los servicios clínicos a todos los derechohabientes de la región.
Las autoridades de la SS implementaron tres estrategias para prevenir las muertes de embarazadas, que consisten en firmar convenios de colaboración con los ayuntamientos, acuerdos con mujeres voluntarias que forman parte de un club que contribuyeron a mejorar los quirófanos y el mantenimiento de todo el mobiliario del hospital regional para mejorar la atención a las mujeres.
Sin embargo, el subdirector del hospital enfatizó que la intención de las autoridades es que ninguna mujer tenga que morir durante el proceso del parto, aunque también mencionó que es necesario convencer a las féminas a que acudan a sus citas de control prenatal a fin de detectar cualquier situación que ponga en riesgo la vida de la paciente y de su bebé.

 

José Martín/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO