Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

Toda vez que ya no se le puede creer nada a nadie; ya que somos una sociedad corrupta hasta la médula, literalmente hasta la médula.  México está enfermo; y los enfermos, entiéndase bien, piensan como enfermos…

 

Todos aquellos que padecen alguna enfermedad -cualquiera que esta sea; lo mismo del corazón, del hígado, de los pulmones, etc. comienzan muchas veces, crease o no, con una “simple” gripa, antiguamente llamada “trancazo”; y luego hasta se mueren…

 

Todos conocemos casos así, que a partir de algo simple se fueron poniendo mal y mal y se murieron.  Una simple gripe, que cada año mata más personas que muchas otras enfermedades…

 

Dicho sea solo de paso; y por no comentar del paludismo o malaria.  Enfermedad cuyos primeros testimonios datan de hace unos 5 mil años en China.  Hoy en día, ya no tan necesariamente mortal, pues ha habido avances en su control y tratamiento.  Aún así, según datos de la OMS, al año más de un millón de personas fallecen a causa de un parásito…

 

Pero el paludismo, producido por un parásito, tan extraordinariamente inconsciente, que no se ha dado cuenta que al destruir al ser que invade, se destruye a sí mismo -sin que esto último sea ninguna alusión personal- y sigue siendo una de las principales causas de muerte en las regiones donde todavía no lo han erradicado…

 

El tema es que estamos como estamos, no es por culpa del PRI, del PAN, de los Morenos o de la Carabina de Ambrosio.  Estamos así, de atrasados, de salvajes, por culpa de nosotros los ciudadanos…

 

Cómo van a salir funcionarios y mandatarios honestos, si todos proceden de una sociedad de infelices enfermos que viven a base de pastillas y todavía dicen que están muy bien de su cabeza…

 

Y esperan los días de asueto para descansar y medio adormecerse hartándose de comida y de bebida para evadir su realidad de tener que volver a hacer lo que no les gusta, lo que les cuesta trabajo…

 

Si fueran tenistas, o músicos, o biólogos, o ciclistas, o médicos, etc. de vocación, estarían esperando el lunes con gusto para regresar a hacer lo que les agrada; y por hacerlo, hasta les pagan…

 

Cuando la dependencia de los medicamentos, como cualquiera otra dependencia, es una cárcel.  Ya no se depende de uno mismo, se depende de los demás.  Y así la vida es una especie de esclavitud…

 

La sentencia de Décimo Junio Juvenal (60 – 128) “Men sana y corpore sano”, “Mente sana en un cuerpo sano”, tiene la misma validez si se dice lo contrario “mente enferma en cuerpo enfermo”….

 

Solo así se entiende que los seres humanos seamos tan estúpidos como para destruir a La Madre Tierra; que encima de todo es la que nos da de comer…

 

Pero de plano se pasan…

 

Primero nombran a “Paco” Ignacio Taibo lero II en la Cultura; lo que es un insulto a la cultura, pero un halago a la intelectualidad marrullera que tras el aplauso espera su mochada…

 

Luego facilitan el Palacio de Bellas Artes al “Apóstol de Jesucristo” el tal Naason Joaquín, más conocido como “El 13” -por aquello de los 12 Apóstoles y él- hoy preso en California acusado de pederastia…

 

Y para rematar; eso de que el Congreso de La Ciudad de México haya sido el recinto para que se le otorgara el Doctorado Honoris Causa -con su respectiva medallita- por su lucha en defensa de la mujer y contra la trata, a la peruana ¡Laura Bozzo!  Ya parece chacoteo.

 

Para terminar…

 

Les recuerdo que la empresa Airbit Club es un fraude.  Mauricio Larios e Itzel Gutiérrez son los charlatanes que los representan en el Estado de Veracruz.  Denúncielos.

 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.