En caso que la prohibición de peleas de gallos se dé en forma definitiva, en la zona norte estaría en vulnerabilidad más de 100 mil gallos de combate y se perderían decenas de empleos directos que se generan a partir de esta actividad.

Gonzalo Cuervo Vera, miembro de la Asociación de Gallicultores en Tuxpan, expuso que tan solo en esta región se perderían cerca de mil empleos directos tras esta prohibición que comenzó desde el pasado mes de noviembre.

Ante ello continúan en la pugna con los diputados para que se exenten las peleas de gallos de la Ley de Bienestar Animal no solo a nivel estatal sino también a nivel federal. Aseguró que de no permitirse más, serán varias las familias afectadas.

“Esta actividad continúa pero se está en pláticas serias con diputados para que vuelva a desempeñarse en el estado de Veracruz sin problema alguno, como se venía realizando en años anteriores”, refirió.

No solo empleos son los que se pierden en las granjas donde se producen estos animales, sino también en las actividades secundarias ya que se afectarían también a las fábricas de alimentos, vitaminas y artículos que requiere el gallo de pelea.

Así también como corredores, meseras e incluso artistas, perdiendo también ingresos para que sean destinados a escuelas, iglesias u organizaciones que solicitan el apoyo de gallicultores en insumos y apoyos altruistas.

Insistió que hoy en día los gallicultores no son mal vistos por la sociedad, al ser reconocidos como generadores de empleos, y ello aseguró será planteado ante las autoridades para revocar esta prohibición.

Tuxpan- 2019-08-1317:42:11- Celenne González/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO