Samuel Muñoz presidente de la organización civil Ciudadanos Unidos en Defensa de los Derechos Humanos, expresó que se procederá a interponer una denuncia ante la Fiscalía General del Estado para que se investigue la situación y se castigue el abuso de autoridad de los policías que participaron en este desalojo.

“La policía con todo lujo de violencia llegó y golpeó a la señora y a su hijo cometiendo un delito grave y legal de derechos humanos. La policía únicamente debe custodiar, testigos de los afectados vieron como llegó la policía”, dijo.

Destacó que en el 2009 en el Juzgado Cuatro de Minatitlán la afectada acreditó ser dueña de este predio y fue reconocida legítimamente como propietaria.

El abogado, señaló que en Coatzacoalcos existen intereses económicos sobre el predio ya que se encuentra en una ubicación donde podría construirse un negocio redituable.

Además indicó que con apoyo de los colonos la vivienda volverá a ser levantada con los restos de escombros que quedaron y será custodiada a fin de que las autoridades no intenten realizar otro desalojo.

Por ello vecinos de la colonia Playa de Oro unieron sus esfuerzos para ayudar a las víctimas. Más de 30 habitantes acudieron al domicilio llevando palas, cubetas y herramientas de albañilería para tratar de reconstruir un hogar para señora Catalina Soriano.

Amayrani Abad/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO