La iglesia católica descarta que por el vino que se ofrece en la Primera Comunión, menores se vuelvan adictos como reveló un estudio hecho por enfermeras en Veracruz.

El vocero de la diócesis, el padre Víctor Díaz, comentó que el problema radica en el acompañamiento de los padres y la educación.

“Yo creo que ya por no acompañarlo, no ayudarlo a que entienda sus problemas porque el alcoholismo es una enfermedad”.

Añadió que es cuestión de educación de los papás a los hijos, además de no acompañar a los menores en sus problemas.

“Después es ya la educación que los papás dicen, entonces cuando llegan a Alcohólicos Anónimos y les dicen cuál fue tu experiencia… cuando comulgué, ahí empezó mi derrota le dicen, no, no se sigue”.

Por otra parte, respecto a las actas de matrimonio, boletas de Primera Comunión y otros sacramentos que presuntamente venden en las Arquidiócesis de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, descartó que eso suceda en Veracruz.

Fuente XEU Noticias